¿Qué debes preguntar?

Muy bien, te has decidido, vas a comenzar la búsqueda de tu nueva casa, puede que ya estés viendo el tema de tu hipoteca o incluso que ya tengas el capital suficiente, tu instinto hace que saques tu smartphone y entres al primer portar inmobiliario que te aparece.

Y ahí empieza el problema, decenas o cientos de paginas con resultados similares, con propiedades que en la teoría se adaptan a tus necesidades y presupuesto y unas fotos en su mayoría defectuosas que te permiten hacerte una vaga idea de lo que podrían ser.

Después de navegar por horas en la página, te decides pon un par de ellas, contactas a los promotores inmobiliarios o a los propietarios y conciertas una cita para visitarlas.

Llegó el día, llevas a tu esposa y a tus hijos para tener la opinión de todos, con la emoción y la expectativa de si esa casa será su nuevo hogar.

Pero la realidad es esta: No tienes ni idea de qué es lo realmente importante, qué debes preguntar o en qué te debes fijar.

Y no es por que el color de los closets o del granito de la cocina no sea importante, pero créeme que cuando estamos hablando de tu patrimonio existen una serie de consideraciones que debes tomar en cuenta, sobre todo para evitar futuros dolores de cabeza.

¿En qué me debo fijar?

Te voy a dar 5 consejos que a mi me han funcionado en lo personal y en lo profesional al momento de llevar a cabo operaciones inmobiliarias y que estoy seguro te ayudarán a ti también.

1. De la vista nace el amor

Obviamente este es el primer paso para tu nueva casa, ten en cuenta que no solo la casa debe ser un lugar agradable, ¿qué te parece el camino para llegar? ¿y las construcciones de los vecinos? De nada sirve que la casa sea la de tus sueños si la colonia o el fraccionamiento es el de tus pesadillas. Recuerda que es muy importante que consideres también los tiempos de traslado a tu trabajo, a las escuelas de tus hijos o incluso a lugares de recreación que frecuenten.

Considera también los espacios que requieres, ¿estás pensando en comprar muebles nuevos para la casa? ¿O necesitas espacios que se adapten a ellos?, este es un tema que genera más de un dolor de cabeza, ya que muchas veces la percepción de los espacios en una casa vacía puede cambiar mucho, por lo que lo mejor es que tomes medidas y compares con tus muebles y con tu casa actual.

Pues muy bien, supongamos que hasta ese momento todo te gusta, los espacios son los adecuados y todo va muy bien, incluso hacen el recorrido de la casa y la emoción aumenta cuando ves la cara de felicidad de tu familia, tus hijos ya se repartieron las habitaciones y tu esposa ya esta pensando de qué color poner las cortinas.

Pero alto, apenas estamos empezando, seguramente para este momento el asesor inmobiliario te ha platicado todas las bondades de la zona, la propiedad e incluso de los vecinos. Pero ahora llega tu turno, es el momento en el que debes de dejar la emoción de lado y considerar los temas de fondo.

2. Arquitectura e Ingeniería

Ahora bien, entiendo que el cascarón de la casa está muy bonito, pero ¿y las entrañas?

Pide que te proporcionen los planos de la casa; es muy importante incluyan la memoria de cálculo estructural. Sé que no eres arquitecto y quizá no tienes muy claro a qué me refiero.

Considera esto, al construir cualquier casa hay una parte que es la que realiza el arquitecto y que comprende los planos arquitectónicos de la propiedad, es decir la distribución de las plantas, la fachada, etc. Y existe otra parte que es llevada a cabo por un calculista y que es precisamente el cálculo estructural.

Este cálculo comprende todas las variables de resistencia, cimentación y materiales para que la casa tenga la solidez necesaria, incluso ante movimientos sísmicos.

Es muy importante que cualquier proyecto se haya realizado considerando este cálculo; al pedir que te lo proporcionen estás abonando a tu tranquilidad.

Ahora bien, es importante también que te entreguen los planos hidráulicos y eléctricos, recuerda que en cualquier momento, y sobre todo en caso de requerir una reparación, te serán de mucha utilidad.

3. Estatus Legal

Antes de que tomes medidas para el jacuzzi en ese hermoso roof garden, es indispensable que preguntes sobre el estatus legal de la propiedad.

Muchas personas dan por hecho que la casa no debe tener problemas, total, de eso se encarga el notario ¿no? Y hasta cierto punto sí, pero lo mejor es que te asegures de estos temas.

Algunos de los puntos clave en este tema son:

¿La propiedad cuenta con algún gravamen?

¿Se encuentra al corriente de contribuciones como predial, agua, limpia y mantenimiento?

Pide una copia de la escritura y acude al Registro Publico de la Propiedad para verificar quién es el propietario y si existe alguna anotación.

No hay que ser abogado para hacerlo, y te dará mucha tranquilidad.

4. ¿Y a quién le reclamo?

Otro tema importante es las garantías. Por ley, todas las casas nuevas tienen un periodo de garantía sobre defectos de construcción que incluye daños estructurales, humedades y defectos en equipo de la casa como calentador, hidroneumático, muebles de baño, etc.

Pide que se te entreguen un documento firmado donde se establezcan en detalle todas las garantías y los plazos, así como también el mecanismo mediante el cual podrás llevar a cabo alguna reclamación.

5. ¿Cómo hago la operación?

Ahora bien, entrando en el tema de la compraventa. Es muy importante que siempre te den un contrato de compraventa o promesa de compra venta. De esta forma tendrás la certeza jurídica de que se llevará a cabo la operación y en qué condiciones.

Dicho contrato debe incluir todas las características de la operación como son precio de venta, forma y fechas de pago, obligaciones del comprador y del vendedor y también las penalizaciones a las que cada uno se hará acreedor en caso de incumplimiento.

Este es un tema importante y finalmente es una protección para todas las partes involucradas; no lo minimices.

Siempre que des un enganche o depósito en garantía es importante que te entreguen un recibo firmado, y de preferencia haz cualquier pago mediante cheque o transferencia a una cuenta de la cual sea el titular el propietario del inmueble. De esta manera será fácilmente comprobable que llevaste a cabo dicho pago a cuenta de la operación de compraventa.

Recuerda también que como comprador tú tienes el derecho de elegir el notario para formalizar la operación, por lo que, si no cuentas con un notario de cabecera, acércate a algunos de tu ciudad y platica con ellos, pídeles asesoría y resuelve todas tus dudas con ellos. Recuerda que los notarios ofrecen esta asesoría de manera gratuita y es mucho mejor si lo haces con tiempo.

En caso de que tu operación vaya a llevarse a cabo mediante un crédito bancario, el ejecutivo de la institución financiera te apoyará con todo este proceso, y en estos casos es el banco quien elije al notario con el que se llevará a cabo la escritura.

Sé que esto puede sonar como una desventaja, pero piensa que de esta forma tendrás al equipo jurídico del banco revisando y validando toda la información y documentos de la casa.

Recuerda que el banco tampoco quiere tener algún dolor de cabeza respecto a una propiedad que tendrá como garantía.

Si es tu caso y utilizarás un crédito hipotecario, te recomiendo que entres a Bancompara.mx donde el equipo de mayores expertos hipotecarios en México te podrá orientar y ayudar para que elijas la mejor opción hipotecaria.

Por último, recuerda que comprar una casa es una decisión muy importante para cualquier persona y familia. Por lo que no te precipites, busca y compara opciones, y cuando llegue la indicada lo sabrás.

Y no olvides nunca negociar; prácticamente todas las operaciones de compraventa de inmuebles están abiertas a la negociación, muchos de los vendedores incluso dan por sentado que el precio final nunca será el que se establecieron inicialmente. Considera si puedes obtener un mejor precio y ten en mente que el vendedor obtiene comisión sobre el precio de venta por lo que tal vez pueda ser un poco difícil al inicio, pero no desesperes si no puedes lograr un precio mejor, seguramente puedes obtener algún plan de pagos o incluso puedes negociar con el constructor algunas adecuaciones que requieras y que en la mayoría de los casos para él no representen gran complicación, pero que para ti pueden ser un gran beneficio.

¡Disfruta el proceso! Estoy seguro de que en el futuro tu y tu familia lo recordarán con mucha nostalgia.

Comentarios
logo bancompara
¿Te gustó lo que viste?