Qué no te agarre por sorpresa.

¿Te ha pasado que, al tratar de contratar un servicio con un banco, el ejecutivo te pide que contrates un servicio adicional como requisito para poder acceder al primero?, esto, por ley, está prohibido.

La ley si solicita que tengas, por ejemplo, contratado un seguro para autos a la hora de adquirir uno nuevo. Lo mismo para la vivienda, cuando adquieres un crédito hipotecario es necesario tener un seguro contra daños, y en los dos casos, tanto para un crédito de auto cómo hipotecario, también es importante tener un seguro de vida, que ayude a la empresa y a tus familiares a pagar la deuda en caso de fallecimiento.

Ventas atadas

Pero no es necesario contratar los seguros con la misma empresa que te está otorgado el crédito. A partir del 2014 están prohibidas las ventas atadas, ésta es una modificación a la ley que permite a los usuarios poder elegir a otros proveedores de servicios para poder cumplir con los requisitos que se establecen en la contratación de algún producto, pero que no necesariamente tiene que ser con el banco o la institución con la que contrataron el primero.

Significa que, si hoy solicitas un crédito hipotecario, no es forzoso que tengas que solicitar el seguro de daños y de vida con el banco que te otorgó el crédito. Esto les permite a los bancos y a otras instituciones competir por ofrecerte, en este caso, un seguro que se adapte a tus posibilidades y que tenga el mejor costo que sea un beneficio para tu economía.

Las ventas atadas se dan no sólo en la compra de vehículos, sino también en varios servicios que tenemos contratados, como el cable, la telefonía celular, el servicio de internet, etc.

Cómo evitarlo

Las siguientes son una serie de 5 recomendaciones que hace la CONDUSEF para reconocer y evitar los servicios adicionales que no son parte del servicio contratado:

  1. Revisar los Estados de Cuenta. En los Estados de Cuenta vienen desglosados los cargos que se hacen sobre los productos que se tienen contratados, revisa en ellos que no vengan productos o servicios que no hayas solicitado expresamente y en caso de que así sea, pide su cancelación si no los solicitaste.
  2. Leer los contratos detenidamente. Generalmente pueden venir en los contratos las cláusulas que indiquen la necesidad y la obligación de quien firma para adquirir algún otro producto, si al revisar el contrato encuentras una cláusula así, pide la modificación de este o no lo firmes.
  3. Cuando denuncies, ten la prueba del cargo del servicio no solicitado. En caso de que la empresa no haga caso a tu solicitud de cancelación de servicios o productos adicionales que no has solicitado, recuerda que la CONDUSEF puede ayudarte en este caso, pero necesitas las evidencias del mal actuar del banco o de la institución financiera.
  4. Si el producto ofrecido tiene la condición de beneficios por contratar otro servicio, es también una irregularidad. Ningún banco puede decirte que darán un trato preferencial a tu solicitud de crédito si contratas un servicio adicional, esto también es una práctica que está fuera de la ley.
  5. Sí es posible contratar el segundo servicio con la misma institución, pero se tiene que adquirir mediante otro contrato y no debe estar incluido en el mismo contrato del servicio que se solicitó en primera instancia.

Tarjetas y otros servicios

También las ventas atadas se dan en la contratación de cuentas bancarias, tarjetas de crédito y tarjetas departamentales. A través de servicios como seguros, asistencia jurídica, de cerrajeros, plomeros o electricistas, seguros de desempleo, asistencia médica telefónica, etc. Normalmente son servicios con un precio tan bajo que no notamos su cargo, y por los cuáles estarías pagando por mucho tiempo sin darte cuenta. Claro, 30 pesos mensuales pueden no ser mucho para ti, pero puede significar un ingreso muy importante para una empresa con 3 millones de clientes, por poner un ejemplo.

¿Es difícil denunciar?

De acuerdo con la CONDUSEF, la mayoría de los servicios atados, no son expresados claramente ni por escrito a los clientes, de tal forma que es difícil tener pruebas cuando existan denuncias de estos. Pero esto no significa que tengas que aceptarlos cuando te hayas percatado de ellos.

Aunque no hay que dejar de denunciar un abuso de este tipo, ya que se trata de una práctica con la cual no debemos cargar los clientes y representa un abuso.

La ley está de tu lado

Estos son los artículos que hablan sobre el tema y que fueron publicados en el 2014.

En el artículo 23 bis de la Ley para la Transparencia y Ordenamiento de los Servicios Financieros se establece que a las entidades (financieras) les estará prohibido condicionar la contratación de operaciones o servicios financieros a la contratación de otra operación o servicio.

De acuerdo con el artículo 23 bis 2, la provisión de servicios adicionales por parte de las entidades financieras deberá ser clara, sin provocar de manera engañosa o sorpresiva el consentimiento del cliente para la aceptación de los servicios y productos.

Fuente: https://www.eleconomista.com.mx/

Adminístrate para que no te sorprendan

Parte de los consejos que te he dado en algunos de los artículos que se han publicado aquí en www.bancompara.mx hablan sobre cómo administrar tus recursos y sacar mejor provecho a tus ingresos.

Un tema muy importante del que te he hablado es el presupuesto y este hace hincapié en el reconocimiento y registro de todos los gastos que tenemos, incluso los más pequeños, es por eso por lo que la revisión de los Estados de Cuenta que recibes es tan necesaria.

Otro de los temas es el comparar las diferentes ofertas de productos y servicios antes de tomar una decisión. En este mercado en que vivimos, las empresas están constantemente buscando la mejora para poder atraer a más clientes, por lo que las ofertas de productos o servicios que se adapten a tus necesidades están más vivas que nunca; es mejor decir que no a un banco o institución que no te ofrezca lo que estás buscando, siempre habrá alguien más que te dé un trato más justo.

Otros artículos recomendados:

Comentarios
¿Te gustó lo que viste?