Los gastos fijos anuales que debes contemplar

Cada año tenemos que cubrir gastos únicos que forman parte de nuestra vida como adultos. Éstos son pagos que hacemos una vez cada determinado tiempo y que no se repiten tan seguido, por lo que tienden a quedarse en el baúl de los recuerdos hasta que el siguiente recibo vuelve a caer en nuestras manos.

A continuación, te presento un listado de gastos fijos que tenemos que realizar cada año y/o que están tan espaciados en el tiempo, que de pronto los olvidamos. Para que estés preparado con la reserva necesaria y los presupuestes con anticipación.

Predial

Si el departamento o casa en el que te encuentras es propio, debes considerar el impuesto predial en tus gastos fijos anuales. Un dicho conocido es que en la vida “nada es más seguro que la muerte y los impuestos” (Daniel Defoe, 1726). Por lo que el pago del impuesto predial es uno de esos gastos cuyo recibo debe de llegar con certeza.

Tenencia o Refrendo

En muchos Estados de la República como en la Ciudad de México, ya no se paga el impuesto sobre la tenencia del o de los vehículos que tengas. En su lugar pagamos el refrendo, que también es una obligación, pero cuyo costo es menor al impuesto original.

El impuesto sobre la tenencia de vehículos tiene sus orígenes en 1962, mucho se dice sobre que este impuesto fue creado para financiar la celebración de las olimpiadas de 1968, de las cuales México fue anfitrión. Sin embargo, el impuesto ya estaba vigente un año antes de que México recibiera incluso la aprobación para ser sede de la justa olímpica, por lo que es probable que la leyenda sea falsa.

Aunque por más falsa que fuera esa historia, el pago de este impuesto fue muy pesado de cubrir para la población en general, ya que las siguientes 4 décadas se desataron en México varias crisis económicas que por lo regular se daban cada cambio de sexenio y que lastimaban enormemente el poder adquisitivo de las familias mexicanas.

Multas vehiculares

Este es un requisito que entró en vigor hace unos años. Sí quieres, por ejemplo, hacer un cambio de propietario, la verificación vehícular, el pago del refrendo, etc., no debes tener multas. Hoy por hoy, las multas que tengamos pendientes por pagar tienen que estar liquidadas para poder continuar con el proceso de cualquiera de los trámites mencionados.

Que no te sorprendan, si vives en la Ciudad de México, las multas más comunes están relacionadas con rebasar el límite de velocidad permitido en ciertas calles y avenidas. Si quieres conocer las multas que tiene tu vehículo consulta aquí.

Pero también puedes recibir una condonación del 80% si registras los datos de tu vehículo aquí.

Las infracciones de tránsito se encuentran ahora tasadas en Unidades de Cuenta, por lo que para hacer el cálculo para el pago de una multa tendrás que multiplicar la Unidad de Cuenta por el monto al que esté valuada para el ejercicio presupuestal en curso.

Reemplacamiento

Cada nuevo gobernante generalmente quiere borrar la imagen de lo que haya realizado su sucesor y con esto se toman acciones de impuestos velados como el reemplacamiento vehicular, que es un cambio en el diseño de las placas de los vehículos de cada Estado y que normalmente se da cada 6 años, pero en algunos Estados puede darse en más ocasiones. Por lo que es importante estar informado de cuándo se tiene que realizar el siguiente reemplacamiento y pagar el costo correspondiente.

Verificación vehícular

Aunque la verificación vehicular no es un impuesto y tampoco es un requisito en muchos Estados de la República. Sí es una obligación realizarla para todos los que tenemos un auto circulando en la Ciudad de México y para los Estados aledaños. Este también es un gasto fijo que no sólo se da una vez, sino dos veces al año. Por lo que su monto debe estar contemplado.

La verificación vehicular se creó hace 30 años para mitigar la contaminación de la ciudad de México a través de la revisión periódica de los vehículos automotores para que éstos tuvieran una buena combustión y que además se pudiera restringir su circulación al menos 1 vez por semana.

Claro que esto ha causado tantas molestias en la población que hoy muy pocos autos cumplen, por distintas exenciones que ha hecho la autoridad.

Sólo en los momentos en que la contaminación llega a cifras alarmantes para la salud de la población es cuando se pone en efecto la restricción en la circulación de algunos vehículos.

Renovación de membresías

Cada año también se tienen algunas membresías por renovar, entre ellas están las de los clubes de precios como: SAM’s Club, Costco, Amazon Prime. También las membresías de los gimnasios como Smart Fit, Sport City, entre otros. Piensa aquí en cualquier otra membresía que tengas que pagar de forma anual de algún club deportivo o social.

Anualidad de Tarjetas de Crédito

Año con año llega también el pago de la anualidad, hay muy pocas tarjetas que no te cobran esta comisión o las que lo hacen te condicionan a realizar una compra mínima mensual para poder evitarla.

De acuerdo a la pagina: www.yotepresto.com estas son las tarjetas con la anualidad más alta en lo que se refiere a tarjetas clásicas:

Los plásticos con las anualidades más caras son la Clásica Internacional, de Citibanamex; la Tarjeta Azul, de BBVA Bancomer, y las tarjetas clásicas de HSBC y Banorte.

En las Oro:

Las anualidades más caras son Citi Premier, de Citibanamex; Gold Elite Credit Card, de American Express, y las tarjetas oro de BBVA Bancomer, HSBC y Banorte.

En las Platino:

En esta categoría, la tarjeta que cobra la anualidad más elevada es American Express Platinum Card, con una cuota que supera los 3 mil pesos.

Basta hacer una llamada telefónica a tu banco para saber cuánto es lo que pagas de anualidad y cuándo será el siguiente cargo. Una recomendación que puedo hacerte es que siempre evalúes qué tanto recibes como beneficio para saber si te conviene mantener tus tarjetas.

Finalmente, la suma del pago de varias anualidades puede ser un monto igual o superior al de pagar un impuesto predial, por lo que es importante tener en cuenta este gasto.

Reinscripciones

Otro tema para considerar es el monto de las reinscripciones, si tienes niños. Toma en cuenta que generalmente este cobro se realiza casi al inicio de año calendario para el próximo ciclo escolar que inicia en agosto o septiembre.

Útiles escolares y uniformes

Al final de las vacaciones de verano y antes de que los niños regresen a clases, también se tiene que pensar en la compra de nuevos uniformes y de los útiles escolares para el siguiente ciclo.

Cumpleaños y aniversarios

Si tienes niños pequeños, es probable que hagas una gran celebración para ellos con motivo de su cumpleaños, por lo que, desde el primer cumpleaños hasta al menos los 10 años estarás considerando este gasto como parte de tu presupuesto anual.

Así mismo debes considerar los aniversarios con tu pareja, alguna cena, algún regalo y una celebración para recordar ese momento tan especial para los dos. Esto además de ser un gran detalle que seguramente te brindará grandes beneficios para tu relación es un gasto que también debes considerar.

Navidad y vacaciones

La navidad también es uno de esos gastos que ya son fijos en nuestro calendario, por lo que hay que tomar en cuenta la reserva monetaria apropiada para estas fechas; al igual que las vacaciones. Claro está, estos rubros pueden verse ajustados de acuerdo al momento económico que estés pasando, por lo que el monto que te lleven estas celebraciones dependerá mucho de tu ingenio y tu bolsillo.

Lo mismo sucede para el tema de las vacaciones, todo depende de tu presupuesto, pero claro que salir al menos una vez al año es algo que tu cuerpo, mente y familia agradecerán.

Mantenimiento del auto

Si tu vehículo tiene un desgaste promedio, digamos unos 20 kilómetros anuales, es muy probable que tengas que también llevarlo a realizar sus servicios de mantenimiento, con la agencia si tu auto es nuevo, o con el taller de tu preferencia para tenerlo en buen estado. Este también es un gasto que se da año con año y que es importante tenerlo en cuenta.

Estos son algunos ejemplos de los gastos que realizamos durante el año y que normalmente no tenemos tan presentes, hasta que llega la fecha de realizarlos. Te recomiendo llevar un calendario donde tengas anotadas estas fechas y los montos que tengas considerados gastar en cada una de ellas, para que comiences con anticipación a crear tus reservas.

Comentarios
logo bancompara
¿Te gustó lo que viste?