¿Por qué invertir en la Condesa?

La principal razón para hacerlo está en la demanda turística de la zona. Gracias a su ubicación, por la cercanía a los sitios de mayor interés en toda la ciudad, la oferta de parques, áreas verdes, restaurantes, bares y antros, además de su riqueza cultural y arquitectónica.

La Condesa es una de las colonias más recomendadas por miles de sitios en internet para visitar. La zona es especializada en viajes de turismo, tanto para nacionales como para extranjeros, ya que cuenta con una gran diversidad de puntos de interés gastronómico, arquitectónico y para la vida nocturna a sólo unos pasos de distancia. Debido a esta riqueza cultural y oferta de sitios para distintos gustos, la demanda de la zona en cuanto a hospedaje es muy alta, por lo que sería una gran idea comprar para rentar uno o varios departamentos, principalmente para estancias cortas.

Tradicional o de corta estancia

Frente a la renta tradicional de departamentos, las estancias cortas representan una mayor carga de trabajo para quien decide ofrecerlas, debido a que las entradas y salidas constantes de huéspedes hacen que haya que limpiar el lugar constantemente, cambiar sábanas y reparar desperfectos. Pero al mismo tiempo te fuerzan a mantener tu sitio impecable, lo que permite que no haya deterioro de un lugar que se queda sin habitar.

Con el auge de las rentas de estancias cortas o co-hosting por internet, en plataformas como AirBnB, Booking, HomeStay o Homeaway,el concepto de “bed and breakfast” ha evolucionado y se transforma en una opción adicional al hospedaje en hoteles u hostales. Hoy existe, a través de estas plataformas, una gran fuerza económica que genera una alternativa para los turistas que buscan una relación más cercana a las personas que los hospedan, que los hoteles tradicionales no pueden ofrecer.

Las opciones para los consumidores se amplían para encontrar un lugar único, que les permite una sensación de privacidad y exclusividad, y para los dueños de estas casas o departamentos se abren las opciones para tener más y mejores ingresos.

La ventaja de la renta para estancias cortas es que tú mantienes el control de tu lugar y puedes bloquear determinadas fechas en caso de que quieras pasar ahí unos días o que quieras hospedar a amigos y familiares en fechas determinadas.

¿No eres de los que les gusta atender directamente a las personas que se hospedarán? No te preocupes, también hay en el mercado empresas que se dedican a administrar tu propiedad para este tipo de alojamiento, que toman, por supuesto, una comisión por los ingresos generados. La ventaja es que al emplear estos servicios te olvidas de todo y ellos se encargan tanto de recibir a los huéspedes como de mantener tu sitio en perfecto estado, ya que hacen toda la limpieza del lugar y las reparaciones que sean pertinentes.

A las tendencias, también vienen las resistencias

En algunos edificios, a sus condóminos no les agradan este tipo de rentas, por lo que hay, en algunos casos, vecinos que han modificado el reglamento condominal para prohibirlas, por lo que tienes que tener en consideración este factor a la hora de considerar las estancias cortas como una opción de ingresos.

Hablemos de la Condesa y su Historia

“Existen plazas, calles, avenidas y barrios de la ciudad que visitamos con frecuencia sin saber realmente el origen su nombre. La Condesa, en la Delegación Cuauhtémoc, es más que conocida por su vida nocturna, su oferta cultural y gastronómica, además de sus bellas calles llenas de árboles y parques. Poca gente conoce la verdadera historia del origen de su nombre, que curiosamente se debe a que la zona que hoy ocupa esta colonia fue alguna vez parte de las numerosas propiedades de una mujer noble y adinerada, la Condesa de Miravalle, un personaje sin rostro (pues no existe un solo retrato de ella), que vivió en el siglo XVIII en la Ciudad de México.

María Magdalena Catarina Dávalos de Bracamonte y Orozco, Tercera Condesa de Miravalle, nació en la Ciudad de México la noche del 2 de junio de 1701, descendiente de condes venidos de España durante el Virreinato. Esta mujer fue dueña de alrededor de 70 haciendas en el estado de Michoacán, una mina en Nayarit y distintas propiedades en otros estados de la República.

La Condesa de Miravalle heredó de su madre, además, la Hacienda de Tacubaya, que incluía lo que hoy son las colonias Condesa, Hipódromo Condesa, Tacubaya y la Roma. En 1721, María Magdalena se casó con Pedro Antonio de Trebuesto y Alvarado con quien tuvo ocho o nueve hijos, y de quien enviudó diez años después.

La viudez puso a la Condesa de Miravalle en un lugar difícil, pues tuvo que llevar a cabo tareas que sólo hacían los hombres en aquella época. Se sabe que María Magdalena fue una magnífica y autoritaria administradora de su riqueza, además de una gran negociante que, además, dedicó mucho tiempo a hacer acuerdos para que cada uno de sus hijos recibiera su herencia y se casara con la persona indicada.

Un personaje así, sin duda, es el origen de mitos de toda clase, y la Condesa de Miravalle no es la excepción. Las leyendas alrededor de esta mujer son numerosas y no todas fidedignas, pero siempre interesantes y en ocasiones tétricas. Algunas fuentes aseguran que fue hermosa y que siempre lograba tener al hombre que deseara; otras leyendas cuentan que era muy fea (no existe retrato alguno de ella). También se cuenta que organizaba fiestas con la realeza de la Ciudad de México de entonces, que llegaban a durar semanas enteras.

Dueña de cientos de esclavos, se dice que la condesa los trataba como animales y mató a muchos de ellos; fue una mujer malvada, ambiciosa y calculadora, según las versiones más amarillistas del personaje. Tal ambición, cuentan, la llevó a ser excomulgada por reclamar las donaciones que uno de sus adinerados tíos hizo a la Catedral de Valladolid en Michoacán. Supuestamente, tras la excomunión, ella tuvo que retractarse. A pesar de todo esto, registros de la época indican que tras su muerte liberó a varios de sus esclavos.

Otra de las leyendas alrededor de este personaje es que tuvo como amante a un fraile, Tomás Camata Estrada, quien fue su confidente y una de las pocas personas que sabía dónde exactamente estaban enterrados sus numerosos tesoros.

Un dato curioso y poco conocido es que María Magdalena ganó un concurso de poesía en 1729, un certamen literario que celebraba por aquel entonces la canonización de San Juan de la Cruz.

La Condesa de Miravalle murió en 1777, se dice, envenenada por el fraile que fue su amante. Tras su muerte, de acuerdo con algunas leyendas, esta excéntrica mujer fue embalsamada y sus restos fueron exhibidos durante 150 años en la catedral de Tuxpan, en Veracruz. Poco a poco, los hijos de esta condesa vendieron su herencia y, con el tiempo, volvieron a España. Una de sus propiedades, la Hacienda de Jaripeo (que, por cierto, tenía una mina de oro) fue vendida a nada menos que Miguel Hidalgo y Costilla.

La Tercera Condesa de Miravalle es un personaje profundamente interesante, no sólo por las leyendas que han nacido alrededor de su figura (o si éstas son ciertas), sino por ser una mujer, poeta, que jugó el papel de un hombre cuando esto no sucedía a menudo, mucho menos tratándose de una noble criolla sola en tierras americanas. Su figura, su historia y sus leyendas son, sin duda (y sin que muchos lo sepan), celebradas por una de las colonias más bellas de la Ciudad de México.”

Fuente: https://mxcity.mx

Desarrollos en la Condesa

Constantemente hay nuevos desarrollos en la zona, aunque por supuesto, sabiendo de la demanda que hay para comprar departamento, en la mayoría de los casos, y casaspara la construcción de departamentos, los precios se han elevado considerablemente.

Si consideras adquirir algo en esta zona tu presupuesto debe considerar precios alrededor de los 9 millones de pesos.

Por supuesto que a mayor costo que adquieras tu departamento, también será la renta que puedas considerar cobrar por noche o por mes. En la Condesa, para estancias cortas, hay rentas desde $500 a $8,000 pesos la noche, pero el costo del alojamiento está determinado por la calidad del espacio que ofrezcas, de las amenidades, de las calificaciones que tengas como anfitrión, la ubicación, el diseño, la arquitectura y la capacidad de alojamiento, es decir, cuántas personas cómodamente pueden quedarse en él.

Hay que realizar el cálculo del monto que costó tu departamento sobre el total que deberías obtener mensualmente; generalmente, la regla dice que al menos un 1% del valor por mes. Es decir, que si tu departamento costó 5 millones de pesos, la renta que deberías obtener al mes es de 50 mil pesos.

Por experiencia te digo que las rentas de corta estancia pueden darte ingresos superiores en un 25% a la renta tradicional, por lo que haz números para saber si este es el tipo de renta que te conviene llevar a cabo.

Comentarios
logo bancompara
¿Te gustó lo que viste?