Si el parque La Mexicana no cambia la opinión que tienen muchos mexicanos acerca de la controvertida zona de Santa Fe, nada lo hará.

Construido para ser el nuevo pulmón de la CDMX, el parque fue desarrollado con un pensamiento Eco que se adivina en cada uno de sus rincones, y que pone a la CDMX a la vanguardia en cuanto a cuota de zonas verdes.

Sus espacios y lagos artificiales son fiel muestra de los más de 2000 millones de pesos invertidos en él.

 

Leer también: Invertir y no morir en el intento.

 

Desde hace varios años ya que la plusvalía de la avenida Santa Fe se había hecho evidente; con un número considerable de nuevos desarrollos residenciales e inversiones constructoras, entre los que se encuentran el impresionante Paradox y nuevas ofertas gastronómicas y de súper tiendas como el nuevo Soriana, que se asoció recientemente con el gigante suramericano grupo Falabella.

Como era de esperarse, los precios de las construcciones que lindan con La Mexicana se valorizaron y se fueron por los cielos (aunque, según algunos, los precios aún están a mitad de camino de ser redituables), una gran notica para los que tuvieron la visión de comprar allí desde el 2012, cuando el gobierno puso a la venta los predios anexos a una de las zonas corporativas más prósperas de la ciudad de México .

La influencia del parque tampoco se ha hecho esperar en el ámbito Airbnb. En la plataforma ya se ven departamentos con todas las amenidades que los turistas empiezan a preferir, pues el atractivo de la zona se ha disparado.

Santa Fe ya no es más la zona en “donde no se puede caminar” para pasar a ser una en la que se puede pasear con el perro, montar en bici, acceder a ofertas gastronómicas de clase mundial y comprar como Dios manda en el centro comercial más grande de México, Santa Fe, en donde se puede encontrar un Apple Store y donde el Palacio de Hierro acaba de inaugurar una de sus famosas zonas de comidas.

Lee también Cómo identificar y aprovechar las mejores oportunidades en el mercado hipotecario

No se necesitan más pruebas para decir que, definitivamente, el aire que se respira en Santa Fe ha cambiado. Pocos recuerdan que se construyó sobre los remanentes de una zona de tratamiento de basuras y, si alguien lo recuerda, decirlo ya queda un poco fuera de lugar, un poco esnob, un poco resentido. Pues La mexicana también ha impactado favorablemente a miles de residentes del antiguo pueblo de Santa Fe y de sus colonias aledañas, y abarcará próximamente al doble o triple de estas personas, ad-portas de la inauguración del tren Mexico-Toluca, por lo que se ha convertido en un espacio para la convivencia segura de diferentes clases sociales y en vitrina para cientos de expatriados y sus familias, interesados en mezclarse con lo local y ansiosos por tropicalizar la cultura a su gusto.

Debido a los anteriores factores, el impacto positivo de La Mexicana, propiamente dicho en cifras, puede llegar a estar infraestimado sí tenemos en cuenta lo que su presencia representa para el estudio de los comportamientos y dinámicas sociales, tan establecidas en la actual CDMX que al mismo tiempo es la misma de antaño, cuyos constructos sociales se encuentran tan enraizados en la diferencia y la tradición.

 

¿Entonces, llegará el parque La Mexicana en Santa Fe a otorgar el nivel de plusvalía del que gozan los vecinos del Parque Lincoln o los bosques de Chapultepec?

Eso está por verse, lo único seguro es que los precios de venta y renta en la zona se Santa Fe han aumentado a través de los años y los compradores han podido sacar provecho de las decenas de preventas que se han levantado en el sector en los últimos siete años.

Es cierto que es una zona en la que se han establecido principalmente construcciones de alto perfil, pero así es que una zona como la de Santa Fe aumenta cada día más su atractivo para aquellos que quieran investir o establecerse, y dará paso a un nuevo tipo de dinámica social

La Mexicana cuenta con cámaras de seguridad y vigilancia, como cualquier otro parque de su tipo a nivel mundial, así como con espacio para lectores ávidos. Por el momento, todas las ganancias producidas serán re invertidas en el mismo parque. Son muchos los ciudadanos que ahora podrán aprovechar las áreas verdes sin tener que recurrir al tedioso coche.

Por lo que, sí usted es uno de los interesados en adquirir una vivienda que probablemente tendrá una excelente tasa de retorno a futuro, alístese para pagar precios por encima de los 2 millones en preventa, a dar un enganche del 30% y a recibir una valoración considerable, pues El Financiero denominó a la zona de Santa Fe como la de mayor plusvalía a futuro, solo seguida por Tlalpan.

Nuestro simulador calcula que, si quiere comprar un departamento en Pre-venta a un costo entre los 2 y los 3 millones de pesos, tendrá que pagar mensualidades de entre 14.300 y 20.300 a un plazo de 20 años, considerando que entregue un enganche del 30%. Lo que hace sentido si su salario ronda de los 43 a 70 mil pesos.

 

La Mexicana en cifras:

  • Más de 2000 millones de pesos en inversión
  • 3 veces el tamaño de la Alameda Central
  • Más de 27 hectáreas para parque
  • 2 lagos artificiales
  • 3mil especies de árboles
  • 3 humedales
  • Más de 2000 árboles

 

 

Otros artículos recomendados:

Comentarios
¿Te gustó lo que viste?