Evita usar tu tarjeta de crédito en estas 5 situaciones

¿Eres de las personas que utiliza la tarjeta de crédito a su favor? ¿Conoces las características de tu tarjeta de crédito? ¿Eres cliente “totalero”? Si tu solo sabes que con tu tarjeta de crédito puedes hacer compras en tiendas o en línea y que eventualmente debes pagar lo que gastaste, sospecho que no le estas sacando el mejor provecho a esta herramienta de crédito, o peor aún, al desconocer el detalle de tu tarjeta y las compras hechas con la misma, puedes estar en un riesgo alto de caer en endeudamiento.

El contar con una tarjeta de crédito te puede traer grandes beneficios, y también grandes responsabilidades, una de ellas y la más importante es que, a partir de que la recibes y decides hacer tu primer compra, debes organizar tus finanzas y llevar un control de lo que gastas con la misma.

De acuerdo con la CONDUSEF, en México hay más de 28 millones de tarjetas de crédito y esta cifra sigue aumentando. Esto nos dice que es cada vez más común que las personas prefieran el pago con este método que con cualquier otro. Pero ¿en realidad conocemos acerca del correcto uso de esta forma de crédito? El día de hoy te voy a platicar no solamente acerca de las ventajas de contar con una tarjeta de crédito sino también acerca de las situaciones en las que no es recomendable usarla.

Hablemos de las ventajas de usar una tarjeta de crédito…

● Uno de los más grandes beneficios de las tarjetas de crédito es que puedes salir a la calle sin la necesidad de que cargues con dinero en efectivo para hacer tus compras o pagar algún servicio.

● ¿Quién no ha aprovechado las promociones y descuentos que solamente aplican con pago por medio de tarjeta de crédito? Es común que las distintas tiendas departamentales te ofrezcan promociones y descuentos si tu compra es en línea, o en algunas ocasiones, en sus tiendas también. Por otro lado, el pago a meses sin intereses en un gran beneficio si sabemos utilizarlo de manera responsable.

● No podemos dejar de mencionar la practicidad que nos ofrecen las tarjetas de crédito cuando las utilizamos para nuestros pagos domiciliados. Las tarjetas de crédito te ayudan a ahorrar tiempo que invertirías haciendo filas para pagar algunos servicios en tiendas o bancos.

● En caso de tener algún imprevisto, tu tarjeta de crédito puede ser tu mejor aliada. Es muy importante que tomes en cuenta la importancia de nunca tener tu tarjeta a a tope. No sabemos cuando vamos a tener alguna emergencia.

● Cuando viajas al extranjero usar tu tarjeta de crédito para pagos y compras es una de las mejores opciones. Existen algunas tarjetas de crédito en el mercado que ofrecen servicios especialmente para gente que gusta de viajar. Estas tarjetas tienen dentro de sus beneficios reembolso de cierto porcentaje por compras en el extranjero, seguro de viajero y hasta seguro de gastos médicos.

Ya hablamos de todos los beneficios que te ofrece una tarjeta de crédito, ahora creo oportuno platicarte acerca de las repercusiones en caso de que no hayas revisado la información de tu tarjeta de crédito, no le hayas dado importancia a las fecha de pago dentro de tu estado de cuenta o seas un usuario que no ha cumplido con sus pagos.

Las tarjetas de crédito, el pago de intereses y otros cargos

Antes de que aceptes o solicites una tarjeta de crédito es muy importante que conozcas todas las características de la misma, principalmente todo lo referente con los pagos de intereses y los costos por uso de tu tarjeta o disposición de efectivo, por poner algunos ejemplos. Estos son los elementos que debes tomar en cuenta antes de tomar la decisión de usarla:

● La tasa de interés: Pregunta acerca de las tasas de interés de la tarjeta de crédito que estás por elegir, ya que este es un extra que pagarás por tus compras en caso de que no puedas pagar el 100% de tus compras en la fecha de compromiso de pago.

● La tasa de interés moratoria: Esta tasa representa el porcentaje de intereses en caso de pagar después de la fecha límite de pago.

● Costo Anual Total (CAT): Este es el costo que engloba el pago total de todos los elementos al año de uso de tu tarjeta. Te recomiendo que revises cuánto pagarás al final del cierre del año, ya que este puede ser un factor muy importante para tomar la decisión acerca del tipo de tarjeta de crédito que te conviene y qué institución bancaria ofrece las tasas de interés y costos más bajos.

● Anualidad: Algunas instituciones bancarias cobran una cantidad anual por el uso de tu tarjeta de crédito. Revisa este dato o pregunta antes de aceptar alguna tarjeta de crédito, lo que menos querrás es tener otro gasto imprevisto por no haberte informado acerca de esta cuota.

● Otros cargos: Pregunta a la institución bancaria específicamente por los cargos tales como consulta de saldo, transferencias, disposición en efectivo, etc., ya que en algunos casos, o en algunos bancos, no se cobra por algunos de ellos, y en algunos otros este puede representar más de lo que esperabas.

Hasta el momento hemos comentado acerca de los beneficios de las tarjetas de crédito y sabes perfectamente a qué tienes que poner atención al adquirir una.

Es momento de que te prevenga sobre cinco situaciones en las que es mejor no utilizar tu tarjeta de crédito.

1. Recuerda que en ningún caso, el crédito otorgado en una tarjeta debe ser tomado como “dinero extra” para solventar tus gastos. Lo más recomendable es utilizarla con un propósito determinado, o tal vez, para aprovechar alguna promoción (meses sin intereses o alguna otra de las antes mencionadas), sin embargo, no te recomiendo utilizarla para pagar tus gastos fijos. Recuerda que si no eres de las personas que pagan el 100% de sus compras con tarjeta en la fecha estipulada, esto puede llevarte a una situación de endeudamiento, es por ello que hasta el pago de tus servicios, después de aplicar la tasa de interés y las comisiones por el uso del plástico, puede resultar demasiado caro.

2. Sabemos que uno de los beneficios de utilizar las tarjetas de crédito son las millas o bonificaciones. Es decir, la mayoría de las tarjetas te ofrecen un “reembolso” en millas o puntos como incentivo para que utilices tu plástico en tus compras. Sin embargo, si tu estrategia es la de solo hacer compras usando tu tarjeta para obtener este beneficio, es muy probable que estés en un gran riesgo de pagar de más y caer en una situación de endeudamiento. Recuerda: ¡Nunca ahorres gastando!

3. Una de las formas más comunes de ser víctima de fraude financiero es utilizando tu tarjeta de crédito en línea. Existen muchas plataformas que son completamente seguras para hacer tus compras por este medio y aprovechar las promociones que ofrecen las tiendas departamentales, sin embargo, para poder estar seguros de que tus datos personales y los de tu tarjeta de crédito están a salvo te recomiendo seguir las siguientes recomendaciones:

● Nunca compartas los datos de tu tarjeta por vía telefónica.

● Nunca compartas tu información personal y la de tu tarjeta de crédito para hacerte acreedor de un viaje o un auto, esto normalmente se trata de un engaño.

● Si planeas hacer compras en línea, siempre asegúrate de que el sitio URL comience con https:// lo cual significa que es un sitio seguro para comprar.

4. Si estás pasando por una mala situación económica, tienes gastos imprevistos, o te encuentras desempleado, y por el momento no puedes pagar más que el mínimo de tu tarjeta de crédito, no te recomiendo seguir comprando con este método de pago. Cuando solamente pagas la cantidad mínima estipulada en tu estado de cuenta, ten en consideración que los intereses de las compras del mes se acumularán para tu siguiente pago, sin embargo, cumplir con este compromiso es muy importante para poder conservar un buen historial crediticio en Buró de Crédito. Ahora bien, lo más recomendable es pagar la cantidad total de tus compras del mes, o al menos una cantidad mayor al pago mínimo, lo importante es que cumplas con tus pagos.

5. Nunca utilices tu tarjeta de crédito como un fondo de ahorro. Te pongo un ejemplo: Luis había soñado con viajar a Europa por años. Un buen día decidió que era momento de hacerlo. Sin embargo, Luis no tenía nada preparado para su viaje, y mucho menos había ahorrado para hacerlo. Pero él recordó que cierto banco le ofrecía determinada cantidad en una tarjeta de crédito, así que, esa era la solución a su problema. Así fue como Luis disfruto de Europa y todas sus delicias. Al regresar, desgraciadamente, Luis enfrentó la realidad, no podía pagar la totalidad de los gastos que había hecho en su viaje, y peor aún, sus ingresos mensuales le permitían solventar solamente el pago mínimo estipulado en su estado de cuenta, así fue como Luis recordó su viaje, por años, ya que esto fue lo que su deuda se extendió...años.

La tarjeta de crédito puede ser tu mejor aliada pero también tu peor enemiga ¡úsala de tu lado y disfruta sus beneficios! Si te interesa conocer más acerca de las mejores opciones en cuanto a tarjetas de crédito u obtener información acerca de las distintas tasas de interés, entra a Bancompara.mx donde encontrarás información de este y otros temas financieros.

Otros artículos recomendados:

Comentarios
¿Te gustó lo que viste?