La unión hace la fuerza.

Créeme, siempre la parte más difícil para cualquier nuevo proyecto es empezar; muchas veces nos enfrentamos al desconocimiento, el temor y muchas otras barreras que se presentan en el día a día de cualquier emprendedor.

Si tu compartes dicho espíritu emprendedor sabrás que una de las claves de un negocio exitoso y rentable muchas veces es sentido innovador o como dicen los americanos “think outside the box”. En nuestros días donde la competencia en todos los ámbitos se ha vuelto tan agresiva y global, es más importante que nunca el desarrollar nuevas ideas o estrategias

Es innegable que los últimos años hemos visto cambios radicales en la manera de hacer negocios de prácticamente todos los sectores, que se han transformado completamente gracias a la automatización, las redes sociales y, sobre todo, a la economía colaborativa.

¿Qué es la economía colaborativa?

Todos hemos escuchado de compañías como UBER o Airbnb. Estas multinacionales deben su gran éxito a un innovador modelo de negocio en donde las empresas no proveen el servicio final, es decir, UBER no es un negocio de transporte de pasajeros, como se pudiera pensar, sino una empresa de tecnología que provee una plataforma a particulares para que una parte brinde el servicio de auto con chofer y la otra lo reciba. Lo mismo pasa con Airbnb, muchos podrían pensar que es la cadena hotelera más grande del mundo, sin embargo, Airbnb no cuenta con ninguna habitación propia, únicamente brinda las condiciones para que quien busca ofrecer una propiedad en renta temporal pueda hacerla llegar a los miles de personas que buscan hospedaje todos los días.

De esta forma se crea una nueva oferta de mercado en donde el proveedor del servicio no requiere gran infraestructura o inversión para participar de un mercado.

Ahora, ¿recuerdas cómo se financiaban las grandes ideas o proyectos anteriormente? Pues no había muchas opciones, o se recurría a los bancos o a inversionistas cercanos como amigos o familiares, y lo que pasaba es que con estas personas, como es normal, los recursos son limitados, si no escasos, lo que muchas veces privaba a iniciativas muy prometedoras de la capacidad de desarrollarse.

Y entonces nació el crowdfunding o microfinanciación.

 

¿Qué es el crowdfunding?

El crowdfunding, es un mecanismo de financiamiento colaborativo para la realización de proyectos. La clave de este mecanismo es que se eliminan todos los intermediaros financieros, y se contactan directamente a los inversionistas con los desarrolladores del proyecto.

Este sistema tuvo sus inicios principalmente para recaudar fondos para iniciativas sin animo de lucro, sin embargo, con el pasar del tiempo se crearon plataformas enfocadas en la obtención de financiamiento remunerado.

Este financiamiento se puede llevar a cabo mediante préstamos, emisión de acciones o participaciones sociales. De esta forma se abre la posibilidad a pequeños inversionistas de participar en proyectos de gran envergadura con un riesgo medido y con atractivas utilidades.

La difusión de este medio de financiamiento se ha dado en gran medida gracias al internet, donde existen importantes plataformas que funcionan como punto de reunión para inversores de todo el mundo. Generalmente, estas plataformas realizan un análisis previo de la viabilidad del proyecto, sus características financieras y antecedentes del dueño del proyecto con el fin de poder brindar una mayor certeza a los inversionistas.

Este sistema ha permitido que muchas iniciativas y proyectos vean la luz y brinden excelentes rendimientos. Si lo vemos más profundamente, es también una forma de lograr una sociedad y una comunidad más incluyente abriendo las puertas y haciendo partícipe a cualquiera de proyectos que de otra manera estarían fuera de su alcance.

En qué plataforma participar.

Actualmente existen plataformas de crowdfunding para prácticamente cualquier tipo de proyecto; desarrollos tecnológicos, iniciativas con enfoque social, desarrollo de productos, tecnología etc. Sin embargo, en esta ocasión te platicaré de uno de los que para mí representa una de las mejores opciones. El Crowdfunding en bienes raíces.

Como hemos platicado en otras ocasiones, las inversiones en bienes raíces brillan por la capacidad de poder generar atractivos rendimientos con tasas de riesgo relativamente bajas. Sin embargo, en muchas ocasiones pensamos que este tipo de inversiones están destinadas únicamente para personas con acceso a grandes capitales de inversión que pueden generar desarrollos propios o simplemente especular con la plusvalía de un inmueble.

El crowdfunding permite que, en la actualidad, desde alrededor de $5,000 pesos, inversionistas puedan participar de proyectos como construcción de edificios habitacionales o comerciales, desarrollos horizontales de urbanización o incluso proyectos individuales de construcción de casas.

Los rendimientos van desde el 15% al 20%, dependiendo el proyecto, pero recuerda que una mayor tasa de interés significa que el proyecto tiene más riesgo, por lo que aveces vale la pena evitar la tentación y optar por rendimientos moderados para reducir el riesgo.

En el caso del crowdfunding de bienes raíces, es muy importante mencionar que se establece un comité para verificar la viabilidad técnica del proyecto, así como un equipo de seguimiento que te permite conocer el avance del desarrollo en el que invertiste. Esto es labor de la plataforma y es un eje central para lograr dar certeza y confianza a los inversionistas.

Otro punto importante es que, generalmente, los desarrolladores están obligados a dejar una garantía como respaldo del proyecto en caso de que exista algún imprevisto que les impida finalizarlo. Esto quiere decir que el desarrollador dejará un bien inmueble, alguna cuenta de banco o pagarés como fianza para poder liquidar a los inversionistas.

Antes del crowdfunding existieron las FIBRAS (Fideicomisos en Bienes Raices), las cuales daban la oportunidad a los inversionistas de participar en grandes proyectos inmobiliarios incluyendo desarrollos de oficinas, centros comerciales e incluso áreas residenciales. Las FIBRAS permiten acceder a atractivos rendimientos mediante inversiones moderadas, sin embargo, su funcionamiento y gestión conllevan una mayor complejidad, ya que al ser instrumentos bursátiles es a través de casas de bolsa que podemos acceder a ellos.

Aprovecha la posibilidad que nos brinda el crowdfunding de participar en este tipo de proyectos. Pero antes, se que tienes una pregunta.

¿Es seguro?

En países como Estados Unidos, el crowdfunding cuenta con regulaciones y leyes específicas que regulan su funcionamiento. Esto ha permitido que el crowdfunding se difunda y popularice al considerarse un mecanismo seguro, pero también ha contribuido a que las plataformas que ofrecen este servicio lo lleven a cabo de una manera ordenada y formal.

En México es muy reciente esta regulación a través de la Ley Fintech, que regula asuntos como las criptomonedas y las empresas de crowdfunding.

Con esta nueva ley, México se pone a la vanguardia en cuanto a legislación se refiere y aumenta las posibilidades de desarrollo de plataformas de este tipo, también brinda confianza a los usuarios y promueve la inclusión financiera.

Es por esto por lo que debes considerar que el formato en si mismo ofrece todas las garantías que podremos buscar.

Sin embargo, como inversionista debes saber que, como cualquier inversión, este tipo de operaciones conllevan un riesgo, que en mayor o menor medida es mitigado por la empresa que ofrece el servicio, ya sea mediante investigación y control de los proyectos o control de garantías.

¿Cuánto debería invertir?

Es cierto que este tipo de esquemas, sobre todo en lo que respecta a bienes raices, va enfocado principalmente a personas que no cuentan con la totalidad de recursos necesarios para realizar inversiones inmobiliarias.

Es por esto que el mínimo de inversión es de alrededor de $5,000 pesos, una inversión moderada.

Piensa también que, en caso de querer realizar inversiones mayores, ciertamente es posible llevarlo a cabo en estas plataformas, sin embargo, mi recomendación en este campo sería diversificar.

Diversificar, si no te suena el término, quiere decir no poner todos los huevos en la misma canasta. De esta manera en vez de invertir cantidades muy elevadas en un mismo proyecto, lo ideal sería distribuir tu capital en diferentes proyectos para así disminuir el riesgo.

Esto aplica para cualquier tipo de inversión, desde estos esquemas de inversión en crowdfunding hasta complejos portafolios de inversión en la bolsa de valores.

De esta manera estarás aún más protegido frente a cualquier imprevisto con cualquiera de los proyectos en los que has invertido.

Recuerda también que en caso de que sientas que ya estás listo para una inversión de mayor tamaño, puedes entrar a Bancompara.mx, donde los mayores expertos hipotecarios en México te podrán ofrecer interesantes opciones de financiamiento para la adquisición de bienes inmuebles.

Un último, el consejo que te doy es que siempre busques invertir en proyectos con los que puedas estar familiarizado, incluso en el caso de las plataformas de crowdfunding, busca proyectos con los que tengas algo en común, ya sea que estén en tu ciudad, que conozcas el segmento al que van dirigidos, o cualquier otro vinculo que puedas tener. Esto te ayudará a entender mejor el proyecto y a realizar un análisis más profundo.

Aunque parezca que la plataforma de crowdfunding ha hecho todo el trabajo pesado por ti, recuerda que al final los recursos y el riesgo son únicamente tuyos.

Comentarios
logo bancompara
¿Te gustó lo que viste?