Las tecnologías que han democratizado los mercados.

Hay momentos en los que los imprevistos nos rebasan y no tenemos a quien acudir para solicitar un préstamo y poder salir adelante con los pagos pendientes. Gracias al Internet, podemos tener al alcance de la mano la oferta de miles de compañías que ofrecen sus productos y servicios sin necesidad de hacer inversiones en los medios masivos de comunicación, como era la costumbre hace algunos años para darse a conocer.

De alguna forma, las tecnologías de la información han democratizado los mercados y han acercado a más consumidores con más proveedores como no se había visto en la historia moderna de la humanidad.

Para el tema de los préstamos personales no hay excepción, hoy, buscar este término en Google arroja una cantidad enorme de empresas dispuestas a prestar, en algunos casos en menos de 15 minutos, el dinero que necesitas.

Pero también, una de las desventajas de esta democratización de la oferta y de sus bajos costos para darse a conocer, es que muchas organizaciones abusivas o fraudulentas pueden abrirse paso en este mercado y ofrecerte en apariencia tratos justos para poder prestarte dinero, pero en los cuales si llegas a tener un atraso o decides ampliar el plazo de tu pago pueden llegar a cobrarte altos intereses.

Si has leído algunos de mis artículos, alguna vez comenté que el dinero que prestan las tarjetas de crédito es el dinero más caro que puedes pedir, pero esto es un error, hoy, investigando las empresas que prestan por Internet, te puedo asegurar que son ellas las que prestan el dinero más caro que existe.

El crecimiento de estas empresas es de tal grado que es imposible para la autoridad (Comisión Nacional Bancaria y de Valores y CONDUSEF) mantener a todas bien reguladas, aunque existen leyes para proteger a los usuarios de estos servicios, no todas estas empresas están debidamente registradas, por lo que no hay una autoridad que pueda defenderte si la empresa con la que quieres solicitar un préstamo comete un abuso o te brinda un mal servicio.

Hoy, una persona, desde cualquier lugar, puede montar una empresa que en apariencia sea sólida, sería, profesional, que brinde seguridad y solidez; para este propósito sólo hay que escoger buenas fotografías, personas que se muestren felices y satisfechas, algunos con trajes ejecutivos, colores y diseños para que la página proyecte la imagen de pertenecer a una gran empresa: algunos “testimoniales” y notas en el periódico y listo. Todo esto puede ser creado por una sola persona desde la comodidad de su habitación, sin necesidad de haber invertido un solo peso en la renta de una oficina, un piso o un local comercial.

Existen muchos casos de empresas en Estados Unidos conocidas como “PayDay Lenders” cuyas prácticas abusivas han dejado pasando un mal rato a muchas personas que confiaron en solicitar un préstamo por internet y que terminaron pagando mucho más de lo que debían originalmente. Una de las razones por las cuáles las empresas prestamistas justifican sus altos intereses es que los sujetos a los que prestan tienen un alto riesgo de no pagar, y por lo tanto tienen que protegerse.

La realidad es que la mayoría de las personas que solicitan un préstamo a estas empresas son individuos con bajos ingresos, sí, pero con empleos estables, que por alguna circunstancia se encuentran en una urgencia de solicitar un crédito para cubrir un imprevisto. Son personas que tal vez no tienen una gran educación financiera y eso los llevó a que, en algún momento, en el pasado, teniendo una mala administración de sus finanzas personales, no pudieran pagar un préstamo y quedaron con un mal historial crediticio, lo que las hace mirar hacia los “PayDay Lenders”, que pueden ser menos exigentes para otorgarles nuevos préstamos, pero a tasas muy por encima de lo que es la media del mercado.

Las personas que solicitan un préstamo, después de haber estado en el buró, o haber faltado al pago de un crédito tradicional (bancario) tienden a esforzarse más para cumplir con sus pagos, para quedar en buenos términos con estas empresas con las que tienen una nueva oportunidad.

¿Debo solicitar un crédito por internet?

Toda la información que puedas obtener sobre las empresas que hay en el mercado es esencial, para no caer en manos de una cuyas condiciones te dejen en una situación que signifique un préstamo rápido, pero sólo un alivio momentáneo y un dolor de cabeza a largo plazo.

Aquí algunas recomendaciones que hace la CONDUSEF sobre este tema:

Para responder la anterior pregunta toma en cuenta los siguientes aspectos:

¿Para qué quiero el dinero?, ¿es algo urgente o puede esperar?

¿Cuánto me va a costar?

¿Puedo pagarlo?

Asimismo, antes de hacer una elección te recomendamos:

•Verifica la identidad y registro legítimo del otorgante de crédito, que cumplan, en el caso de las Sociedades Financieras Populares (Sofipos), con los requerimientos de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) www.cnbv.gob.mx, y en el caso de las Sociedades Financieras de Objeto Múltiple No Reguladas (Sofomes ENR), checar que cumpla con todos los registros que pide la Condusef www.condusef.gob.mx.

•No te dejes llevar simplemente por la publicidad de algunas empresas en materia de otorgamiento de créditos.

•Revisa la moneda, intereses, plazos, Monto Total a Pagar y Costo Anual Total del crédito.

•Compara opciones con la banca tradicional.

•Ten cuidado con el manejo de tu información personal y financiera en la red, mantente alerta del robo de identidad y fraudes electrónicos.

Fuente: https://www.condusef.gob.mx/Revista/index.php/credito/personal/143-prestamos-por-internet

De varias opciones que aparecen en Internet, he revisado el sitio de todas las que te presento a continuación:

Prestadero, Kueski, Lendon, Yotepresto.com, Kubo Financiero, MoneyMan, Lime, Konfio, Vivus, Dineria, Credilikeme, Creze, Creditea.

A pesar de la gran cantidad de empresas que hay en el mercado, sólo muy pocas cumplen con presentar sus registros y los legales que recomiendan las autoridades, a continuación, te presento las 2 que considero podrían ser las más confiables.

Te las proporciono con las características que presentan, recuerda que esto sólo es una recomendación personal, tienes que realizar tu propia investigación y revisar que las condiciones sean las que más te convienen y tengan sus registros en orden, esto lo puedes revisar en el Buró de Entidades Financieras www.buro.gob.mx

Kubo Financiero

Esta empresa tiene una buena reputación de acuerdo con notas, sitios de internet especializados, testimoniales y, además, presenta su Autorización para operar como una Financiera Popular por parte de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores. www.kubofinanciero.com

Lime

Esta empresa también presenta sus registros para operar, supervisada por la CONDUSEF y con la autorización de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores. Con sitio en Internet: www.lime24.mx

Mención especial:

Prestadero

Aunque prestadero no aparece como una de las opciones que presentan sus autorizaciones todavía, hay 2 temas importantes que llamaron mi atención al entrar en su sitio: 1. Los intereses tan bajos que presentaron frente a otras empresas y 2. Los requisitos que te solicitan para que puedas acceder a un crédito. Se que probablemente lo que menos quieres es cumplir con requisitos engorrosos pero el que te soliciten requisitos que permiten saber qué tan confiable eres para poder liquidar tu deuda, habla bien de la empresa que quiere asegurar el retorno de su préstamo.

¿Un préstamo desde Lituania?

Hay que ver de dónde vienen las empresas, algunas no son nacionales y vienen de países como Lituania o Rumania, lo que no debería tener ningún problema, sin embargo, la empresa también debe estar constituida en México y ser sujeta a la autorización para operar por las leyes mexicanas.

Algunas de las empresas que encontré están en parte sujetas a las leyes de México y a la supervisión de la autoridad, pero sólo para temas exclusivos de lavado de dinero, que, para el caso de un usuario como tú o yo, esto no es indicativo de que el resto de sus actividades estén siendo supervisadas por la autoridad, lo que a mi parecer no inspira confianza.

Visita el Buró

Incluso aun cuando una empresa financiera presente su autorización por parte de la Comisión Bancaria y de Valores en su página de Internet, es recomendable que visites el buró de entidades financieras (www.buro.gob.mx) para que observes las calificaciones que le han dado otros usuarios, si la autoridad ha detectado cláusulas abusivas en sus contratos o si tienen multas relacionadas con sus servicios. Ahí observé varias empresas del listado que te presenté que no tienen tan buena reputación, por lo que no las recomendé, a pesar de presentar sus autorizaciones.

La recomendación final

Evalúa que las condiciones que te brindan estas empresas de préstamos sean las más convenientes, puede ser que incluso retirar dinero en efectivo de tu tarjeta de crédito sea una opción con mejores condiciones. También revisa que puedas pagar en el momento que te solicitan para no caer en ningún atraso, y por ningún motivo amplíes el tiempo de tu pago a pesar de que así te lo sugieran. Los intereses y penalizaciones más severas están en estos 2 aspectos: no cumplir con una fecha de pago y/o pedir una ampliación a tu plazo de crédito. Si cumples con los pagos como los tienes programados y no haces ninguna modificación en el camino, no tendrías por qué recibir sorpresas.

Comentarios
logo bancompara
¿Te gustó lo que viste?