Siempre compara el CAT, antes de escoger.

El Costo Anual Total, o CAT, es una cifra expresada en un porcentaje que representa el costo de financiamiento de un crédito y que integra, además de la tasa de interés, anualidades, cargos, comisiones y cualquier otro elemento que represente un costo para el cliente al pagar un crédito a una institución financiera a través de, en este caso, una tarjeta de crédito.

Las tarjetas de crédito son un instrumento ampliamente aceptado que nos ayuda a realizar compras de bienes y servicios en prácticamente cualquier establecimiento, incluso ya en muchos casos en la tiendita de la esquina. Además tienen otros beneficios como

● Recompensas por las compras,

● Descuentos especiales en algunas épocas del año,

● Retorno de un porcentaje de las compras,

● Acceso exclusivo a salas lounge en aeropuertos,

● Puntos para canjear por productos en un catálogo de recompensas,

● Pagos diferidos.

Y, sobre todo.

MESES SIN INTERESES

Esta es una de las grandes herramientas que utilizan las tarjetas de crédito y que ha detonado su uso y la mayor aceptación de este producto entre la población de nuestro país.

Comprar un producto a meses nos ayuda a financiar mejor el gasto que tenemos que hacer en su compra, pero ¿qué pasa si tienes algún atraso en tus pagos?: tu CAT se incrementa.

¿Cuáles son las variables que se toman en cuenta para el cálculo del CAT en las tarjetas de crédito?

● La línea de crédito de la tarjeta.

● La tasa de interés anual.

● El total de las comisiones que se cobrarán.

● El pago mensual (o pago mínimo) que se hará al vencimiento del mes.

● Son 36, el número de mensualidades considerado en el cálculo.

El Banco de México proporciona una calculadora del CAT, disponible en su sitio (el navegador debe tener soporte para Flash).

La forma de interpretar el CAT promedio de una tarjeta de crédito

Una tarjeta cuyo CAT promedio es de 31% y una tasa de interés promedio de 23.4%, indica que al año el cliente pagará, suponiendo que haga uso del total de la línea de crédito de la que disponga la tarjeta elegida, el 31% de la línea de crédito. Dicho de otro modo, y con fines expositivos, si la línea de crédito es de 10,000 pesos, y se hace uso total de ella, considerando que esa cantidad se pagará en 36 mensualidades, el cliente al final pagará 13,100 pesos.

Fuente: https://www.eleconomista.com.mx/

A partir de su creación y de la exigencia de su cálculo para la publicidad de cualquier producto financiero que tengan las instituciones avaladas por la Comisión Nacional Bancaria, este indicador facilita a los clientes la comparación entre diferentes productos sin importar que sean de distintos bancos o compañías.

CAT entre tarjetas de crédito

El CAT es diferente entre tarjetas de crédito, de acuerdo con las políticas que aplique cada banco para la tarjeta de crédito de la que estemos hablando, pero también puede ser diferente entre cada cliente a pesar de tener la misma tarjeta de crédito, esto se debe principalmente a que si un cliente paga a tiempo y cubre el 100% de su saldo tendrá una tasa de interés menor y no pagará penalizaciones y comisiones, a diferencia de un cliente que no paga a tiempo y tampoco el 100% del saldo de su tarjeta, ya que tendrá que absorber, no sólo el costo de intereses acumulados, sino que también, comisiones y penalizaciones por atrasos en sus pagos.

CAT Promedio y Publicitario

El CAT promedio es el CAT estimado que los bancos determinan como una media del comportamiento de pago de un cliente, es decir de un cliente promedio; puede ser que tú te encuentres en esa media o no, dependiendo de muchas circunstancias. El CAT de Publicidad es el que utilizan los bancos para dar a conocer el CAT de sus productos y el que nos sirve a todos para compararlos.

CAT personalizado

Pero además del comportamiento en los pagos, es probable que el banco asigne una tasa de interés distinta entre los clientes a pesar de tener la misma tarjeta de crédito, esto es el CAT personalizado, y es un dato que puedes conocer en la sucursal del banco con el cual quieras adquirir tu tarjeta de crédito. La tasa de interés puede variar por distintas razones, pero algunas variables que pueden influir son los ingresos de los clientes, su capacidad de pago, su historial y su calificación crediticia.

El CAT también varía entre tarjetas, la razón de esto es que cada una está diseñada para un tipo de cliente y de segmento de mercado específico. Por ejemplo, se sabe que las tarjetas básicas o llamadas también clásicas u ORO, son las tarjetas con los CATs más elevados, esto puede ser debido a que estos productos se encuentran dirigidos a clientes que inician en el sistema financiero o cuyos ingresos son menores, por lo que los bancos pueden encontrar ciertos riesgos en esos créditos, que pueden compensar con tasas de interés o comisiones más elevadas.

Pero no te confundas, no significa tampoco que tener una tarjeta platinum va a garantizarte un CAT más bajo, de hecho, en este segmento de tarjetas hay algunas con anualidades que rondan los $5,000 pesos. Por lo que el CAT no debe ser de los más bajos.

El CAT y la Anualidad

El CAT y la Anualidad son las variables más importantes cuando se trata de comparar tarjetas de crédito, pues las dos cifras te dicen qué tan caro puede ser el uso de esa tarjeta que te llama la atención.

La anualidad es un cargo que realizan los bancos con motivos de manejo y administración de la tarjeta de crédito, y que puede variar entre los $500 pesos hasta los $10,000 pesos anuales, dependiendo del banco y de la tarjeta.

Cuando utilizas un comparador de tarjetas de crédito esta es una de las cifras que más fácilmente puedes localizar para poder revisar cómo se encuentra una tarjeta respecto a otra en relación con estas dos variables.

Si eres del tipo de cliente que paga sus cuentas al 100% antes de que llegue la fecha límite de pago, lo que más te debe importar es si la tarjeta cobra o no anualidad, pero si eres el tipo de cliente que no paga al 100% el saldo y que muchas veces deja pasar la fecha límite de pago, lo que más te debe importar es el CAT, porque al menos tendrás un financiamiento a un costo más bajo que con otras tarjetas.

Pero ¿qué hay de los beneficios?

Es verdad, lo beneficios también son una de las variables que debemos observar a la hora de decidir cuál tarjeta de crédito vamos a solicitar. Aquí tu estilo de vida juega un papel importante para determinar qué tipo de beneficios son los que mejor se ajustarán a tus necesidades.

Hay una gran lista de beneficios, pero lo importante aquí es obtener la diferencia entre los beneficios y los costos. ¿Cuál es el resultado entre el CAT, la anualidad y los beneficios? Solo tú puedes determinarlo; por ejemplo, si eres un cliente al cual le gusta mucho viajar en avión y te encuentras con una tarjeta de crédito de tu aerolínea favorita, la cual te brinda descuentos en la compra de boletos, abordaje preferencial, más kilos permitidos en tu equipaje o alguna otra ventaja, y consideras que su CAT y anualidad son justos por el beneficio recibido, esta tarjeta podría ser la mejor opción para ti.

CAT significa transparencia

Los resultados de las encuestas relacionadas con inclusión financiera dejan a nuestro país entre los más analfabetas en lo que a educación financiera se refiere, y es por ello que artículos como este, y otras fuentes de información, son útiles para ayudar a que podamos tomar mejores decisiones para administrar mejor nuestras finanzas y alcanzar, en su momento, la libertad financiera.

El CAT nos ayuda a que exista transparencia entre las ofertas de las instituciones de crédito y a que el usuario pueda conocer de forma clara quién presenta las mejores condiciones, para que pueda pagar menos.

Recuerda que la tarjeta de crédito es un instrumento para comprar productos; te recomiendo que no la utilices para pagar alimentos y bebidas, gasolina o el super, a menos que sea una verdadera urgencia, porque en realidad la tarjeta de crédito no es una extensión de nuestro ingreso sino un préstamo que en realidad es bastante caro.

Recuerda también que el CAT aplica para muchos tipos de créditos, no solo para las tarjetas; como por ejemplo para los créditos hipotecarios. Para la comparación de créditos hipotecarios puedes utilizar www.bancompara.mx

Comentarios
logo bancompara
¿Te gustó lo que viste?