Todo lo que debes saber sobre el embargo de bienes.

Embargo.- Retención por orden judicial de un bien perteneciente a una persona, para asegurar la satisfacción de una deuda, el pago de las costas judiciales o el pago de la responsabilidad derivada de un delito.

El embargo de bienes es el último paso de todo un proceso que deriva de la falta de cumplimiento del pago de una deuda. Esta es una acción que puede ocurrir pero que casi nadie está buscando que suceda por lo costoso que puede ser, principalmente para quien, a través de esta acción pretende recuperar el costo de lo que se debe.

Supongamos que tienes una idea de negocio y con el dinero que has ahorrado a través de los años has logrado reunir un pequeño capital con el cual puedes iniciar la operación modesta de este emprendimiento: un pequeño restaurante. Por otro lado, has descubierto que el trabajo que desempeñas actualmente no te es del todo satisfactorio, o que no explota todo tu potencial. Por eso, en un momento de inspiración, hablas con tu jefe sobre la decisión que has tomado y te lanzas a una nueva aventura en la independencia de realizar este proyecto.

Era un sueño que habías tenido por años, pero no habías juntado las fuerzas ni los recursos suficientes para dar el gran salto. Familiares y amigos, elogiaban los platillos que llegaste a preparar en algunas reuniones y te habías dado, con algunos sacrificios, el espacio de tomar algunos cursos de cocina en tus tiempos libres, al terminar el horario de oficina.

Después de algunas semanas de intensa búsqueda, seleccionas un local con una renta que se adapta a tu presupuesto, e inviertes parte de tus recursos en su acondicionamiento. El local ha quedado increíble, no se podría esperar menos de ti y tu buen gusto. Mesas, sillas, barra, parrilla, y todo lo necesario para este nuevo giro que darás en tu vida como Chef.

Una vez que la infraestructura está lista, utilizas la otra parte de tus ahorros para la compra de todos los insumos de tu restaurante; en un momento determinado, te das cuenta de que tus recursos se han agotado y todavía te hace falta realizar algunas compras, tanto de accesorios que darán los últimos toques a la decoración, ya que no quieres dar la impresión de abrir un espacio que se quedó a medio terminar, como de insumos para poder preparar los platillos de ese menú que tanto te ha costado armar. Debido a esta situación, te ves en la necesidad de echar mano de tu tarjeta de crédito.

Has abierto tu negocio y las primeras ventas son esporádicas, o casi nulas. Tienes buenos elogios sobre tus platillos, pero todavía no te has ganado tu lugar en el gusto del público. Es aquí donde comienzas a tener atrasos en los pagos de tu tarjeta de crédito y después de unos meses, dejas de pagarla por completo.

Al inicio recibes llamadas donde amablemente se te invita a ponerte al corriente en tus pagos y esto es así por un par de meses, hasta que dejas de recibir las llamadas por parte del banco y las comienzas a recibir de otra empresa a la que fue asignado tu caso, y que busca por todos los medios que saldes tu deuda con el banco. Las llamadas en este momento cambian de tono y ya dejaron por mucho de ser amables, como lo fueron al principio. En esas llamadas te amenazan con ir a tu casa, o local, a embargar los bienes que tienes, de tal forma que pueda ser cubierta la deuda. Al escuchar esto entras en pánico, nunca te habías encontrado en una situación similar y no sabes que hacer, ves por un momento tus sueños irse al precipicio y piensas que perderás bienes que con tanto trabajo has adquirido.

En una noche has podido conciliar el sueño y despiertas recordando los datos de un amigo abogado, esperas a que amanezca para hablar con él y pedirle su asesoría. Tu abogado es experto en materia mercantil, por lo que sabe del tema, y al escucharlo, conforme va aclarando tus dudas, te vuelve la calma.

Descubres que muchas de las cosas que te comentaron los representantes de la empresa de cobranza no son ciertas. Nadie puede embargar tus bienes por cuenta propia, para hacerlo se necesita la resolución de un juez que falle en favor de la empresa a la que le debes, para que exista un fallo tiene que haber antes un juicio del cual debes ser notificado para que puedas defenderte y el juez también pueda escuchar tu versión de los hechos.

En caso de que el juez falle en favor de la empresa puedes ampararte para que no proceda el embargo y tener tiempo de poder defenderte.El embargo precautorio

Es aquel embargo en el cual el juez determina que el actuario, bien identificado junto con el deudor, seleccionan los bienes que se utilizarán para pagar la deuda, pero estos quedan resguardados por el deudor hasta que el juicio ejecutivo termine de desahogarse.

También descubres que no existen algunos bienes que no te pueden embargar de acuerdo con el artículo 434 del Código de Procedimientos Civiles, los bienes que no son susceptibles de embargo son los siguientes:

● Los que constituyan el patrimonio de familia (o endosados a nombre de varias personas de la familia)

● El lecho cotidiano, los vestidos y los muebles de uso ordinario del deudor, de su cónyuge o de sus hijos.

● Los instrumentos, aparatos, libros y demás bienes que sean usados para solventar el medio de vida del deudor.

● Derechos de uso y habitación.

● Sueldos de funcionarios públicos.

● Renta vitalicia.

● Ejidos de pueblos.

● Y otros exceptuados por la ley

El embargo se mantiene hasta que logres pagar el monto principal y, además, los costos, gastos, daños y perjuicios, incluidos los nuevos vencimientos e intereses hasta que concluya el proceso (Artículo 440 del Código de Procedimientos Civiles).

Ninguna agencia de cobranza extrajudicial tiene facultades para ordenar embargo de bienes porque esta acción corresponde únicamente a un juzgado civil.

Casi todos los bancos tienen una opción que ofrecerte para poder reestructurar tu deuda en caso de que no puedas pagarla.

Reestructuración de tu deuda

Afortunadamente, en tu caso, las ventas de tu restaurante después de un tiempo repuntaron y lograste ocupar un lugar en el gusto de tus clientes, lo que te lleva a tener un mayor flujo de efectivo, con esta nueva luz de esperanza en el camino, te has acercado a tu banco y has logrado un acuerdo para poder reestructurar tu deuda y poder así salir en definitiva de este compromiso.

Como lo comenté en los primeros párrafos, los bancos y otras instituciones crediticias buscan poder llegar a un buen acuerdo antes de entablar un juicio mercantil que pueda llevar de algunos meses a algunos años para poder ser ejecutado.

Embargo de un Aval

Los avales también pueden ser embargados, por lo que, si tú eres un aval, debes cuidar de cerca que la persona a la que hayas respaldado vaya al corriente en sus pagos y que éste no haya caído en mora.

Tienes que ser muy precavido al momento de firmar como aval, no es recomendable hacerlo cuando tienes muy poco tiempo de conocer al avalado, e incluso a alguien que conoces muy bien; primero debes saber cuál es su comportamiento crediticio en lo que se refiere a los pagos de sus deudas y, en última instancia, saber si puedes adquirir un compromiso en caso de que tengas que solventar la deuda.

Embargo hipotecario

La ejecución hipotecaria se puede dar como una última opción por parte del banco en caso de que tengas varias mensualidades sin pagar y que no sea posible localizarte para poder llegar a un acuerdo en el cual puedas ponerte al corriente con tus pagos.

La ejecución hipotecaria tiene que pasar por todo el proceso de un juicio mercantil antes de poder realizarse. En este lapso de tiempo siempre existe la posibilidad de poder acercarse al banco o a la hipotecaria y buscar la forma de reestructurar tu deuda, de tal forma que no pierdas tu propiedad en el proceso.

Embargo automotriz

A diferencia del embargo hipotecario, en el automotriz, por ser un monto menor, puede incluso usarse la opción de que pueda ser absorbido por otro banco o por una tarjeta de crédito.

Es muy importante revisar el contrato con el cual contrajiste la deuda con la financiera que te dio el préstamo para adquirir tu auto, ya que en él vienen especificadas las penas aplicables por incumplimiento de los pagos.

Cada Entidad es una historia

Revisa el Código de Procedimientos Civiles de cada entidad, ya que cada Estado tiene un procedimiento civil propio; te recomiendo, con la ayuda de tu abogado, revisarlo para saber qué procede en el lugar donde radiques. La mayoría de ellos son muy similares al de la Ciudad de México, pero te recomiendo que no te confíes.

Comentarios
logo bancompara
¿Te gustó lo que viste?