Privacidad financiera: no todo mundo puede ver tu historial.

Desde que das tus primeros pasos en el mundo financiero, existe un registro de tus actividades que, las llamadas Sociedades de Información Crediticia, van recabando de acuerdo a lo que las empresas comerciales, los bancos y cualquier entidad que te haya financiado o te haya proporcionado un servicio postpago en algún momento, van alimentando con información de tí y tu puntualidad en tus pagos. Este registro se encuentra en el Buró de Crédito www.burodecredito.com.mx y es el que conocemos como tu historial crediticio.

Las Sociedades de Información Crediticia son empresas privadas, además de “Buró de Crédito” existe en el país “Círculo de Crédito”.

El buró es como el albúm de fotografías que alguna vez llevaron tus padres y que construían con orgullo sobre los eventos más importantes de tu vida. Aunque, pensándolo un poco más detenidamente, el historial podría parecerse mucho más a una boleta de calificaciones que llevabas en la escuela primaria; sólo que en lugar de aparecer sellos de abeja trabajadora u oso perezoso, tienen unos registros numéricos que indican mes a mes como ha sido tu puntualidad en los pagos.

Pagos de servicios como la telefonía celular, el servicio de internet, las tarjetas bancarias, los créditos hipotecarios o automotrices, etc. se registran en una tabla que va indicando por medio de colores qué tan bueno eres para pagar tus compromisos. Este es un semáforo que va coloreando la tabla de verde, amarillo en caso de que tengas atrasos en pagos menores a 90 días, o rojo en caso de que tengas atrasos mayores a 90 días.

El buró de crédito fue creado por y para que los bancos y otras instituciones financieras, de productos o servicios, puedan disminuir los riesgos de otorgar un crédito a una persona que tenga una alta probabilidad de no poder pagarlo.

Tu historial crediticio tiene la información de los últimos 6 años, la información de tus pagos puede permanecer ahí de 1 a 6 años y mientras tengas un crédito vigente la información seguirá siendo alimentada por la empresa con la que tienes el crédito.

¿Quién puede ver tu historial crediticio?

Tu historial crediticio sólo puede ser consultado por ti y por las empresas y bancos que autorices, la autorización puede ser por escrito o por cualquier otro medio en el que se exprese tu consentimiento. Si una empresa consulta tu historial sin tu autorización está incumpliendo con lo establecido en la Ley para Regular las Sociedades de Información Crediticia. Tal y como aparece en su artículo 28.

Artículo 28.-Las Sociedades sólo podrán proporcionar información a un Usuario, cuando este cuente con la autorización expresa del Cliente, mediante su firma, en donde conste de manera fehaciente que tiene pleno conocimiento de la naturaleza y alcance de la información que la Sociedad proporcionará al Usuario que así la solicite, del uso que dicho Usuario hará de tal información y del hecho de que este podrá realizar consultas periódicas de su historial crediticio, durante el tiempo que mantenga relación jurídica con el Cliente. La firma a que se refiere este párrafo podrá ser recabada de manera autógrafa o por medios electrónicos, en este último caso, siempre que cumpla con los términos y condiciones establecidos por el Banco de México.

Cuando autorizas a una empresa o institución financiera a consultar tu saldo, tienen todavía un año a partir de la fecha de tu autorización para hacer la consulta cuantas veces quieran e incluso pueden hacerlo si la relación con dicha empresa continúa. Además, el plazo puede extenderse hasta dos años más si así lo autorizas.

Tu información también puede ser consultada por las autoridades sin necesidad de que exista un consentimiento de tu parte para ello. Esto sucede cuando se puede considerar que las actividades que realizas o los movimientos financieros que haces están relacionados con actos ilícitos.

¿Puedo dejar de aparecer en el Buró de Crédito?

Los registros negativos del Buró se van eliminando con el tiempo, pero todo depende del monto que haya contratado o la deuda que tengas, por ejemplo:

● Deudas menores o iguales a 25 UDIS, se eliminan después de un año.

● Deudas mayores a 25 UDIS y hasta 500 UDIS, se eliminan después de dos años.

● Deudas mayores a 500 UDIS y hasta 1000 UDIS, se eliminan después de cuatro años.

● Deudas mayores a 1000 UDIS, se eliminan después de seis años siempre y cuando: sean menores a 400 mil UDIS, el crédito no se encuentre en proceso judicial y/o no hayas cometido algún fraude en tus créditos.

¿Pero, qué es una UDI?

A partir de 1995, después de una gran devaluación de nuestra moneda, en un evento conocido como el “Error de Diciembre”, el Banco de México creó las UDIS, que son Unidades de Inversión. Éstas, fueron diseñadas para proteger a los bancos y que estos pudieran seguir colocando créditos hipotecarios sin que la inflación pudiera afectarles, por lo tanto, mes a mes el Banco de México publica el valor de las UDIS, que se se van ajustando conforme la inflación reportada.

Para el ejemplo anterior y para que nos quede más claro, te daré el mismo dato, pero en pesos mexicanos con el valor de la UDI al 24 de Mayo de 2019, que es de 6.279 pesos por UDI.

● Deudas menores o iguales a 157 pesos, se eliminan después de un año.

● Deudas mayores a 157 pesos y hasta 3,140 pesos, se eliminan después de dos años.

● Deudas mayores a 3,140 pesos y hasta 6,279 pesos, se eliminan después de cuatro años.

● Deudas mayores a 6,279 pesos, se eliminan después de seis años siempre y cuando: sean menores a 2 millones 511 mil pesos, el crédito no se encuentre en proceso judicial y/o no hayas cometido algún fraude en tus créditos.

Si tuviste retrasos o incumplimientos, no tienes que esperar a que se borre la información para que mejore tu historial crediticio. Si te pones al corriente, esto se reflejará en tu historial y mostrará que estás cumpliendo con tus pagos.

¿Qué es tu score crediticio?

Tu score o califiación crediticia es un valor numérico que indica qué tan bueno eres para pagar tus deudas y este valor les permite a las instituciones de crédito, bancos y otras empresas, evaluar si eres sujeto para ofrecerte sus productos o servicios.

La calificación crediticia se construye con tu historial crediticio a través de un algoritmo o fórmula matemática para llegar a dicho número. Es una forma sencilla de tener una referencia de tu historial sin la necesidad de tener que revisarlo por completo.

Muchos factores son los que influyen en este número y cada empresa tiene una metodología especial y distinta para hacer su cálculo. Lo más relevante es que la idea de que exista esta calificación es que a simple vista se puede determinar qué tan probable es que una persona o una empresa pueda devolver el dinero financiado.

¿Quiénes pueden consultar tu score crediticio?

Todas las empresas que están afiliadas a alguna Sociedad de Información Crediticia, son conocidas como “Usuarios” y pueden consultar tu score sin necesidad que haya una autorización tuya de por medio.

De acuerdo a las disposiciones de carácter general para regular el servicio de valoraciones numéricas prestado por las sociedades de información crediticia emitido por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores. En su Capítulo II, Artículo 4 estipula:

Las Sociedades, en la prestación de los servicios de calificación de créditos, podrán entregar las Valoraciones Numéricas a las Entidades Financieras que sean Usuarios sin la autorización a que se refiere el artículo 28 de la Ley.

La ley hace énfasis en proteger los datos personales de los clientes cuando se realicen las consultas sobre tu score crediticio.

Revisa tu historial, no esperes a que alguien más lo haga por ti

Escuchamos comúnmente sobre nuestro historial crediticio y qué tan importante es llevar cuentas sanas con nuestros proveedores y con los bancos, para poder ser sujetos más adelante de créditos hipotecarios o automotrices, pero pocas personas saben dónde encontrar su historial y qué tan puede ser conocerlo.

Poder revisar tu historial crediticio en el buró, es gratis, por lo que te recomiendo que lo hagas de vez en cuando para poder conocer cómo se encuentran tus cuentas y que es lo que han reportado sobre tu puntualidad en los pagos y como has resuelto tus deudas.

Es importante también verificar que no existan errores o que estén reportados créditos o servicios que no tienes, ya sea que esta información se encuentre ahí por error de alguna institución o que en el peor de los casos hayan sido contratados por alguien que pudo haber utilizado tus datos (robo de identidad).

No importa lo que hoy aparezca en tu historial de crédito, ya sea que tengas un excelente historial o uno no tan bueno, recuerda que siempre existe la posibilidad de cambiarlo, administrándote mejor y buscando las opciones para saldar poco a poco los pendientes que tengas.

Comentarios
logo bancompara
¿Te gustó lo que viste?