Ya comprobaste que puedes ser tu propio jefe. Ahora comprueba tus ingresos.

La economía informal es un problema para cualquier país, porque el gobierno no cobra impuestos de estas actividades, lo que limita el desarrollo y no propicia la redistribución de la riqueza, además los trabajadores se desempeñan en ambientes poco propicios para su progreso y la vulnerabilidad de su patrimonio ante enfermedades y otra clase de problemas es grande.

En México este problema es especialmente grave, pues de acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, para el cuarto trimestre de 2018 (ENOE 2018.lV), el 56.5% de la población ocupada, está en la informalidad. Esto limita la capacidad que tiene el trabajador para progresar económicamente, pues vive marginado del sistema financiero y de oportunidades de conseguir buenas condiciones de crédito. Porque si bien hay entidades financieras especializadas en atender a este sector del público, normalmente ofrecen créditos poco favorables.

La principal razón por la cual los trabajadores que se desempeñan en el sector informal y por cuenta propia (freelance), no pueden acceder a los créditos que ofrece el sistema financiero tradicional, es porque no tienen manera de comprobar ingresos.

El comprobante de ingresos normalmente es un documento expedido por la empresa en donde trabajamos, con ese documento el trabajador demuestra cuánto dinero recibe cada mes. Cuando una persona solicita un crédito, entrega copia de sus recibos de nómina y eso funciona como un comprobante de ingresos, algunas entidades financieras piden una carta de la empresa, donde queda especificado el puesto y sueldo de la persona que solicita el crédito.

Existe la idea generalizada de que las personas que se desempeñan en el sector informal tienen ingresos bajos, en muchos casos es así, pero también está el caso contrario. Incluso hay comerciantes informales que ganan mucho más que empresarios bien establecidos. Por eso las entidades financieras han desarrollado diferentes estrategias para ofrecer créditos a este sector de la población mexicana.

Si tienes la inquietud de comprar una casa por ejemplo, pero no tienes manera de comprobar ingresos, no te preocupes, existen diversas maneras de conseguir un crédito y demostrar el monto de tus ingresos de diversas maneras. Acércate a la institución financiera, expón tu caso, ellos te informarán las alternativas. Si buscas un crédito hipotecario, no dudes en contactar a los asesores de Bancompara, seguro ellos te ayudarán a desarrollar una estrategia que sea ideal para ti.

Aquí enlisto algunas alternativas para poder comprobar ingresos si trabajas por tu cuenta.

Estados de cuenta.

Este es el método más sencillo y al que más trabajadores independientes recurren, pues es el comprobante de ingresos infalible. Abre una cuenta de debito en el banco que prefieras y deposita todos tus ingresos en ella. Incluso pide a tus clientes que te depositen en esa cuenta (además es más seguro y cómodo que cobrar en efectivo). Luego de tres meses de tener esa cuenta, automáticamente tendrás un comprobante de ingresos.

Cuando necesites comprobar ingresos para el trámite que sea, presenta los estados de cuenta de los últimos tres meses. Si tus ingresos varían, entonces tomarán el promedio de los tres meses como tu ingreso.

Ahora, debes tomar en cuenta ciertas cosas para que no te salga costoso tener un comprobante de ingresos, por ejemplo, No uses otros cajeros que no sean de tu banco o te cobraran comisiones que rondan los 35 pesos cada que uses otro cajero automático; mantén siempre tu saldo promedio, de lo contrario te cobraran comisión por manejo de cuenta, que ronda los 200 pesos por mes.

Declaración fiscal anual.

Si eres empresario y tienes un negocio propio en el cual no tienes un sueldo, o trabajas por tu cuenta, puedes comprobar ingresos mediante tu declaración anual de impuestos. Algunas instituciones te pedirán hasta cinco declaraciones anuales, aunque normalmente con la más reciente es suficiente. Además, ahora es mucho más fácil hacer las declaraciones desde tu computadora.

Recuerda solicitar al Sistema de Administración Tributaria (SAT) tu e-firma, para que puedas hacer todo tipo de trámites vía internet, esto te facilitará mucho la vida.

Estados de cuenta de una tarjeta de crédito.

Si, tener una tarjeta de crédito bancaria o departamental también te servirá para comprobar ingresos. Bueno, no para comprobar ingresos como tal, más bien, servirá para comprobar tu capacidad de pago. La persona que evalúe tu capacidad de pago se fijará en dos factores: 1) el monto de tu línea de crédito; y 2) el monto de tus pagos mensuales.

Si no tienes manera de comprobar ingresos, es una buena estrategia tener una tarjeta de crédito, pues es más fácil obtener una tarjeta sin comprobar ingresos e ir construyendo tu historial crediticio.

Notas de compra.

Otra manera menos convencional de comprobar ingresos son las notas de compra. Si eres comerciante, puedes presentar las facturas o notas de las mercancías que adquieres. Esto servirá para demostrar el volumen de ventas que tienes y tu capacidad de pago.

Si piensas solicitar un crédito, pregunta primero a la entidad financiera si aceptan este tipo de comprobante de ingresos, pues para algunos bancos, estos documentos no son prueba suficiente.

Fotografías de mercancía.

Tomar fotografías de la mercancía es otro método para comprobar ingresos. Este método se utiliza mucho en la industria agrícola. Los agricultores suelen pedir prestado y dejar como garantía su próxima cosecha. Entonces toman fotografías de sus terrenos, para demostrar que tienen los cultivos.

No todas las instituciones financieras aceptan este tipo de pruebas como comprobante de ingresos, por lo que tendrás que preguntar a la institución financiera de tu preferencia si toman este método como valido, de lo contrario tendrás que desarrollar otra estrategia.

Cartas de clientes y acreedores.

Si pagas renta, puedes solicitar una carta de tu arrendador en la que conste la cantidad de dinero que pagas de renta mensualmente. Esto te ayudará a demostrar que tienes capacidad de pago y además que eres una persona confiable.

Otra opción muy similar es solicitar la carta a un cliente al que le tengas confianza. En esta carta debes expresar el monto promedio que te compran mensualmente y no estaría mal si declara su intención de seguir siendo tu cliente por mucho tiempo.

Este método para comprobar ingresos es poco convencional, dependerá mucho de la institución financiera si decide tomarlo en cuenta. Antes de solicitar esas cartas a tu arrendatario o cliente, pregunta al banco, para que no vayas a pedir documentos en vano.

Espero que está información te sea útil y que sigas visitando el blog de Bancompara. Todos los días actualizamos información que te ayudará a tener mejores finanzas y a tomar mejores decisiones.

Comentarios
logo bancompara
¿Te gustó lo que viste?