La división de gastos es todo un tema, sin importar entre quiénes los dividas hay distintas consideraciones que se deben de tomar en cuenta; prioridades de pagos o cantidad de personas entre los que los vas a dividir, conoce algunos tips que te ayudarán a hacerlo de una forma inteligente.

Cuando vives solo, podría parecer que no es necesario llevar a cabo esta división, sin embargo, no es así, aún cuando vivas por tu cuenta debes priorizar tus gastos y tener un perfecto control entre tus ingresos y egresos. ¿Qué porcentaje de tu ingreso es destinado para tu crédito hipotecario y qué porcentaje va para viajes, comidas fuera de casa o diversión?

Tómalo siempre en cuenta y de ser posible lleva un registro personal.

 

División de gastos entre parejas

Antes de tomar cualquier decisión respecto a cómo dividirán los gastos, tienen que conocer cómo maneja cada uno sus finanzas personales. Para tener unas finanzas sanas entre parejas debe haber mucha confianza y transparencia, ocultar ingresos, omitir deudas o gastos no es la mejor manera para comenzar una división de gastos entre pareja.

Es probable que ambos tengas ingresos distintos, lo más lógico en estos casos es que, por ejemplo, quien aporte el 60% del total de los ingresos, ayude entonces con el 60% de los gastos de la casa, sin importar cuáles sean: crédito hipotecario, despensa, servicios, renta, etc. Si van a tomar la importante decisión de comprar una casa, comenzar por estos temas simplificará considerablemente los planes a futuro.

 

División de gastos entre roommates: 50 / 50

Cada día es más común que los jóvenes decidan emprender un camino independiente de sus familias e irse a vivir con amigos; cuando éste es el escenario, la división de gastos también es un tema que tienen que tratar, de preferencia antes de mudarse juntos.

En este caso, es más difícil que se confiesen el total de sus ingresos y tampoco es una obligación, lo que sí pueden hacer es dividir todos los gastos que tengan que ver con la casa y sus servicios exactamente a la mitad, o en partes proporcionales si son más de dos. Sin importar si uno gana más o menos; las condiciones deben ser exactamente las mismas para todos.

Si alguien tiene un cuarto más grande se podrá prorratear los gastos de la renta acorde al tamaño de los cuartos.

¿Qué pasa si uno de ellos está pagando el crédito hipotecario por la casa o departamento? Aquí la decisión la tendrá que tomar el dueño del crédito, ya sea que él decida pagar más y al mismo tiempo tener más privilegios, o dividirlo exactamente en partes iguales.

 

Tip final 

Sea lo que decidan o el escenario por el que atraviesen, la regla de oro es siempre ser absolutamente claros con las condiciones bajo las cuales dividirán los gastos. Es muy recomendable establecer un acuerdo por escrito, esto evitará que una vez que establezcan las condiciones alguien cambie de opinión, si todos firmaron un acuerdo del que todos tienen una copia, habrá muchos menos problemas a futuro.

Una transparente e inteligente división de gastos te asegurará mantener una relación sana con tu pareja o con tus amigos. Una de las razones más comunes de separación entre las parejas es el tema financiero; no dejes que esto te afecte personalmente, tu crédito hipotecario o demás bienes que decidan compartir. ¡Suerte en esta nueva etapa de compartir!

Comentarios
logo bancompara
¿Te gustó lo que viste?