¿Cómo repartimos el pastel? Todo sobre el reparto de utilidades.

Me gusta el mes de mayo. Se celebra a las madres, el calor mengua con la llegada de las lluvias y por supuesto, se hace el reparto de utilidades. Algunas empresas generan mucho valor y el dinero que reparten a sus trabajadores como utilidades, algunas veces, resulta más atractivo que el sueldo mismo.

¿Sabes si entras en los parámetros para recibir reparto de utilidades? ¿Qué empresas están obligadas a repartir sus utilidades? ¿Qué empresas están exentas del reparto de utilidades? y ¿Cómo se calcula? Continua leyendo y daremos respuesta a todas estas preguntas.

Fundamentos legales.

El reparto de utilidades está fundamentado en el artículo 17 de la Ley Federal del Trabajo que dice “Los trabajadores participarán en las utilidades de las empresas, de conformidad con el porcentaje que determine la Comisión Nacional para la Participación de los Trabajadores en las Utilidades de las Empresas.”

¿Quién tiene derecho a recibir el reparto de utilidades?

Todas las personas que hayan laborado para una persona física o moral, incluso si ya no laboran para esa persona o empresa, pero trabajaron por lo menos 60 días bajo contrato, por obra terminada, tienen derecho al reparto de utilidades.

Todas las empresas con posibilidad de repartir utilidades tienen la obligación de integrar una comisión para el pago del reparto de utilidades, lo más recomendable es que te acerques a las personas que conforman esta comisión y sepas con mayor seguridad si tienes derecho a ese pago o no. La secretaría del trabajo hace inspecciones para que todas las empresas obligadas a realizar este pago, lo hagan, pero lo mejor es estar atento y en caso de que exista alguna anomalía, repórtala ante las autoridades.

Sin embargo, no todos los involucrados en la empresa tienen derecho a esta prestación. Por ejemplo; socios y accionistas, reciben dividendos por sus acciones en la empresa, por tanto, no tienen derecho al reparto de utilidades; otro caso parecido es el de directores, gerentes, administradores y todos aquellos que reciban bonos de productividad.

Tampoco reciben esta prestación las trabajadoras domesticas, ni los profesionales o técnicos que trabajan por cuenta propia o por honorarios. Los trabajadores eventuales podrían tener derecho a esa prestación, siempre y cuando hayan laborado por lo menos 60 días en la empresa, durante el ejercicio fiscal.

¿Cuándo se hace el reparto de utilidades?

Primero que nada, para que una empresa este obligada a repartir las utilidades, tiene que tener más de un año de operación y tener por lo menos 300 mil pesos en utilidades netas.

Entonces, si la empresa para la que trabajas o trabajaste cumplió con esas condiciones, tiene un plazo máximo de 60 días después de haber presentado su declaración anual de impuestos. Tomando en cuenta que la fecha límite para presentar la declaración anual de impuestos es el 31 de marzo para personas morales, deberán realizar el pago de reparto de utilidades a más tardar el 31 de mayo.

Si no laboras para una persona física, entonces el plazo es un poco mayor. Pues las personas físicas están obligadas a presentar su declaración anual antes del 30 de abril, por tanto, la fecha límite será el 30 de junio para realizar el pago del reparto de utilidades. Suele haber prorrogas para la presentación de la declaración anual para personas físicas, si es así, también se ve afectado el reparto de utilidades, toma eso en cuenta.

Recuerda que estas son fechas límite, por lo que si la empresa o persona para la que laboras presenta su declaración anual de impuestos antes de la fecha límite, también estará en posibilidad de hacer el reparto de utilidades antes de la fecha límite. Aunque típicamente no pasa esto, puede que tengas suerte y recibas este pago en abril o incluso en marzo.

Hay que resaltar que si una empresa no cumple con esta obligación, puede hacerse acreedora de multas que resulten más altas que la obligación como tal.

¿Cómo se calcula el reparto de utilidades?

Seguramente muchas personas tienen duda de cómo se hace la repartición y por qué a unas personas les toca más dinero que a otras. Te adelanto que el dinero que recibe cada persona está en función de dos factores; los días laborados y el sueldo percibido. Pero para que quede más claro, pondré un ejemplo a continuación.

Supongamos que la Empresa Ideal S.A. de C.V. en su declaración anual de impuestos reportó una utilidad de 450 mil pesos. Tiene nueve empleados con derecho a esta prestación. Para saber cuánto dinero le toca a cada trabajador tenemos que saber cuántos días laboraron y cuánto dinero perciben como sueldo. A continuación pongo una tabla con los datos.

Captura  1

Con base a estos datos crearemos dos factores. Para construir el factor de días laborados, tenemos que partir a la mitad las utilidades, es decir, $450,000 entre 2, será igual a $225,000 pesos. Sumamos los días laborados de todos los trabajadores y lo dividimos entre la utilidad, (225,000 / 3131 = 71.862024912168).

El proceso para calcular el factor de sueldos es muy parecido al anterior. Sumamos el sueldo de todos los empleados y lo dividimos entre la otra mitad de las utilidades, (225,000 / 1,080,000 = .02083333333).

Ahora sólo multiplica el factor de días laborados por el número de días laborados de cada empleado y hacemos lo mismo con el factor del sueldo. Suma las dos cantidades y obtendrás el total que debe recibir cada empleado por concepto de reparto de utilidades. Adjunto la tabla con los resultados.

 Captura 4

 

Este ejemplo es simplificador porque esa es su función, pero habrá que tener en cuenta otros detalles para el cálculo del reparto de utilidades. Uno de estos detalles importantes son los días de incapacidad. Los días de incapacidad que tengan los trabajadores, así como los días de incapacidad que son otorgados a las mujeres por embarazo, deben ser tomados en cuenta como días en servicio activo. Por otra parte, cuando los trabajadores de confianza ganen más que un trabajador de planta o sindicalizado, sólo se tomará en cuenta un porcentaje de su sueldo.

Si la empresa o persona para la cual laboras o laboraste, no te han hecho entrega del pago por reparto de utilidades, la primera opción es acudir a un representante de la comisión de reparto de utilidades para saber si hubo alguna confusión o problema menor. En caso extremo se deberá presentar una queja ante el Servicios de Administración Tributaria.

Malas noticias.

Como decía al principio de este artículo, el reparto de utilidades es una prestación que algunas veces es más atractiva que el sueldo mismo, pero es una prestación que pocas veces se da en la actualidad. Primero, porque existen muchas empresas que hacen todo lo posible por “esconder” las utilidades y segundo, porque el esquema de contratación que impera es el outsourcing o subcontratación. Si la empresa en la que trabajas te subcontrato, entonces no recibirás reparto de utilidades.

Tampoco recibirá el pago por repartición de utilidades si trabajas en una empresa que:

  • Es nueva y está en su primer año de operación. Las empresas que se fusionan o cambian de nombre no son consideradas nuevas.
  • Si la empresa se desempeña en la industria extractiva, en el periodo de exploración no están obligadas a repartir utilidades, porque aún no hay.
  • Las instituciones de asistencia privada que no tengan fines de lucro y que estén reconocidas por la ley, tampoco repartirán utilidades, a menos que la institución haya obtenido ingresos por la enajenación de bienes distintos a su activo fijo o si prestaron servicios a personas distintas de sus miembros, y los ingresos exceden el 5% de sus ingresos totales, entonces tienen la obligación de repartir las utilidades a sus trabajadores, aunque únicamente por estos conceptos.
  • Instituciones públicas descentralizadas, para fines culturales, asistenciales o de beneficencia.

Pero si la empresa para la que laboras no tiene ninguna de las características anteriores ¿cómo saber si la empresa generó utilidades? En realidad es una situación un tanto complicada. Si la empresa cotiza en bolsa, entonces tiene la obligación de hacer públicos sus estados financieros, y los puedes consultar en la página de internet de la propia empresa.

Si no cotiza en bolsa, entonces la comisión de reparto de utilidades será la encargada de informar a todos los trabajadores si la empresa generó utilidades. Además, la empresa debe hacer público un extracto de la declaración anual, donde se especifica si la empresa obtuvo utilidades.

Si este artículo fue interesante para ti, continúa visitando el blog de Bancompara, deja tus comentarios, son muy importantes para nosotros, y recuerda que puedes compartir este y otros artículos en tus redes sociales.

 

 

Otros artículos recomendados:

Comentarios
¿Te gustó lo que viste?